ÍNDICE

 

801. COMO PENETRAN LAS AMEBAS AL INTERIOR DEL INTESTINO GRUESO ?

 

Los quistes de la ameba histolytica son muy resistentes cuando se encuentran en el exterior del organismo humano. No así los trofozoitos que en esas mismas condiciones, son poco resistentes.

 

Recordemos que los quistes ingresan al organismo en el agua o alimentos contaminados y dentro del organismo se desdoblan hasta convertirse en trofozoitos, que es la forma activa y agresiva de la ameba y la que causa enfermedad intestinal y extra intestinal. Las lesiones amebianas tienen como característica producir necrosis pero sin reacción inflamatoria. La necrosis se produce por los siguientes mecanismos: la capacidad para atraer y luego destruir los leucocitos polimorfonucleares y la acción directa de la ameba y sus productos sobre los tejidos orgánicos.

 

Los trofozoitos pueden nutrirse de bacterias y células epiteliales exfoliadas que se encuentran en gran cantidad en la luz del colon. En estas condiciones no causan daño, pero cuando el trofozoito se adhiere a la mucosa comienza a producir fenómenos de fagocitosis e histólisis con la participación directa de proteinasas y fosfolipasas. Luego se aloja en la sub-mucosa y comienza a alimentarse básicamente de glóbulos rojos. Esta eritrofagia promueve a que cada vez los busque en forma más activa en vasos de mayor calibre. El parásito penetra en el intestino gracias a sus enzimas citolíticas que son substancias que causan destrucción de los tejidos sanos. Primero forma micro ulceraciones y más tarde ulceraciones "en boton de camisa" de aspecto redondeado, eritematoso y con un fondo blanco grisáceo que sin embargo no tienen una reacción inflamatoria vecina o de bordes. Las lesiones suelen detenerse en la muscularis mucosae pero por circulación enterohepática pueden sembrarse en el hígado con mas frecuencia, pero también lo hace en otros órganos de la economía humana. Si la lesión intestinal ulcerada no es tratada y progresa hacia la serosa puede llegar a la perforación con todos los riesgos que esta situación conlleva puesto que el tratamiento ya no es sólo médico, sino también quirúrgico.

 

La hia/uronidasa es una enzima potente que causa gran destrucción celular y se encuentra en cepas amebianas agresivas con gran poder de destrucción tisular. No son los quistes los que producen el daño celular a nivel de la mucosa colónica. El protozoario es el que tiene las características y propiedades de agresividad por ser esa su condición.

 

Dirección: Hospital Clínica Kennedy Alborada. Calle Crotos y Av. Rodolfo Baquerizo. Torre Norte. Oficina # 210. 

Teléfono: (593-4) 223 9371  Celular: 099 774 261 (Movistar) / 094 012 161 (Porta)

Guayaquil - Ecuador

  Copyright © Todos los derechos reservados, prohibida su reproducción parcial o total si autorización.

Diseño y marketing por www.medicosecuador.com