ÍNDICE

 

802. SIEMPRE QUE SE INGIEREN QUISTES DE AMEBAS HISTOLYTICAS SE PRODUCE UNA AMEBIASIS INTESTINAL O EXTRAINTESTINAL ?

 

La ingesta de quistes de amebas histolyticas a través de agua o alimentos contaminados es la forma más común de contagio. La persona así infestada es más propensa a sufrir una amebiasis, sin que necesariamente sufra la enfermedad puesto que en estas condiciones el parásito no causa daño a nivel mucoso. Así; quien la tiene se convierte en un "portador asintomático" de la ameba. Solo la forma joven, es decir el trofozoito, es agresivo y causa la enfermedad.

 

Hay que tener presente que cuando existe esa disociación huésped-parásito, la ameba deja de ser un comensal inocuo y se convierte en un micro organismo que causa enfermedad. La laceración de la mucosa por cualquier tipo de colitis es otra de las causas para que la ameba penetre con mayor facilidad Así lesiones inicialmente pequeñas se convierten luego en ulceraciones grandes y profundas.

 

Una de las complicaciones de la invasión amebiana del intestino es la "perforación" y el "colon tóxico". Si solamente se llegan a formar acúmulos fibróticos, estos se presentan generalmente en el colon ascendente y los llamamos "granulomas" o "amebomas".

 

Para que las amebas causen enfermedad deben cumplirse ciertas condiciones. Se requiere que hayan sido ingeridas en cantidades importantes, que el contagio se produzca de forma repetitiva, que la ameba sea de una cepa invasora y que el organismo afectado se encuentre debilitado o que existan otras infecciones intestinales de origen bacteriano que rompan el equilibrio normal y faciliten que la ameba se vuelva enteropatógena.

 

Las cepas patógenas de entamoeba histolytica tienen algunas caraterísticas especiales Ingieren eritrocitos en mayor cantidad que las no patógenas, tienen gran capacidad de fagocitar y se adhieren fácilmente a las membranas celulares incluso en cultivos. Además, aglutinan en presencia de una lecitina lo que demuestra que en su membrana hay receptores de glucosa y manosa que hacen que la ameba tenga una carga eléctrica positiva y las células del huésped carga eléctrica negativa, poseen zimodemas específicos como la hexoquinasa, fosfoglucomutasa, L malato oxidorreductasa y glucosa isomerasa y por último; la entoameba histolytica patógena es capaz de causar abscesos hepáticos amebianos por inoculación en animales de laboratorio.

 

Estudios realizados en el Centro Médico Khotari de la India, han demostrado que existen complejos inmunes en circulación (antígeno‑anticuerpo) de origen amebiano en pacientes que solo eliminan quistes de entamoeba histolytica. Existen pacientes que presentan estos complejos inmunes en el tejido hepático, esto sugiere que aún en ausencia de colitis amebiana activa que causa enfermedad, puede haber existido una primo infección superada que se presentó en la mucosa colónica. En estas condiciones es factible que se presente un absceso hepático amebiano más tarde.

 

En casos de amebiasis hepáticas existen substancias que promueven la atracción de leucocitos. Son proteinas que se unen a la membrana citoplasmática del trofozoito de la histolytica. La ameba destruye los neutrófilos por medio del amebaporo, proteina formada en los canales que se encuentra en el citoplasma de la ameba y que se pone en contacto con el citoplasma de la otra célula. De esta forma se realiza una difusión de iones que interrumpe el transporte de las células dañadas que requieren de ATP. Su déficit lleva a una pérdida de potasio intracelular con retención de calcio. sodio y agua que da lugar a un edema citoplasmático y muerte celular. Otra sustancia, la fosfolipasa amebiana tiene acción directa sobre las membranas celulares produciendo lisis por hidrólisis de fosfolípidos amebianos y de neutrófilos.

 

Dirección: Hospital Clínica Kennedy Alborada. Calle Crotos y Av. Rodolfo Baquerizo. Torre Norte. Oficina # 210. 

Teléfono: (593-4) 223 9371  Celular: 099 774 261 (Movistar) / 094 012 161 (Porta)

Guayaquil - Ecuador

  Copyright © Todos los derechos reservados, prohibida su reproducción parcial o total si autorización.

Diseño y marketing por www.medicosecuador.com