ÍNDICE

 

403. A QUE SE CONOCE COMO LA FLORA INTESTINAL NORMAL Y QUE PAPEL DESEMPEÑA EN EL ORGANISMO

 

Para que se cumplan correctamente los procesos de digestión, mantenemos en nuestro organismo en calidad de huéspedes no patógenos, a una serie de organismos microscópicos que viven dentro de nosotros sin causarnos daño. Sus acciones y las consecuencias de su metabolismo normal, ayudan en forma indirecta a que los procesos digestivos se realicen adecuadamente.

 

Los principales microorganismos de la flora intestinal normal son del grupo de los anaerobios, es decir que viven en condiciones de oxigenación muy bajas. Los más importantes dentro de este género son: los bacteroides gram negativos no esporulados, los bacilos y los clostridios gram positivos esporulados, que viven en la mucosa y que transforman las sales biliares secundarias como son los ácidos dexocicólico y litocólico.

 

Además en este proceso intervienen las lipasas bacterianas que realizan gran parte de la degradación de proteinas, además de hidrolizar en el colon algunos alimentos grasos. Los azúcares que han podido ser reabsorbidos durante todo el proceso digestivo por acción de la flora intestinal normal, también son degradados hasta que se transforman en
gases que se acumulan a nivel del ciego y son eliminados a través del ano.

 

Los pigmentos biliares previamente metabolizados por el hígado en glucorónidos de bilirrubina, son también hidrolizados por acción de la flora intestinal normal; incluso el colesterol es metabolizado parcialmente por esta flora hacia coprostanol y coprostalona.

La flora intestinal normal a la que nos estamos refiriendo está presente a lo largo de todo el trayecto intestinal, pero su acción es más importante desde la válvula ileo cecal hasta el ano puesto que el número de estos microorganismos es mayor en esta localización. En el colon alcanzan cifras de 10 9 hasta 19 12 por gramo de heces. Este inmenso número de micro organismos puede alterarse por el uso indiscriminado de medicamentos especialmente antibióticos de amplio espectro, utilizados en ocasiones en dosis inapropiadas o en pacientes que no requieren su utilización. No todas las diarreas se deben tratar con antibióticos que puedan alterar la flora intestinal normal.

 

Las repoblación bacteriana en el intestino después del uso indiscriminado de antibióticos, provoca daños a nivel de tejidos intestinales y cursan con diarreas muy típicas en especial en niños. Además, la rersistencia de microorganismos se va transmitiendo a nuevas cepas y de esta manera el problema se incrementa.

 

Un segmento colónico que no se mueve y funciona inadecuadamente por la deficiente ingesta de fibras en la alimentación cotidiana; se traducirá en un colon perezoso con repercusiones funcionales del tipo del estreñimiento. En este caso se observan proliferaciones bacterianas que no ayudan a la digestión sino que mas bien pueden coadyuvar a que se presenten lesiones de tipo inflamatorio.

 

Una dieta rica en proteinas provoca deposiciones duras y escasas, encontrándose en forma adicional bacterias coliformes y disminución de los lactobacilos. Las dietas caracterizadas por ingestas abundantes de azúcares y fibras desarrollan la presencia de lactobacilos que aumentan los procesos de fermentación. Dadas las diferentes dietas no todas las personas tienen igual número de elementos que constituyen la llamada flora intestinal normal". Así, en función de la alimentación existirán individuos que tienen menos cantidad de lactobacilos y sus procesos de fermentación se efectúan de diferente manera.

 

La interacción entre los elementos constitutivos de la alimentación, las modificaciones del pH y la correcta oxigenación intestinal, son factores que garantizan una flora intestinal adecuada con los consiguientes beneficios orgánicos. Recordemos que el Welchia Perfringens del tipo A o F siendo habitualmente saprofito, puede por ingestiones masivas en alimentos contaminados, volverse patógeno y llegar a producir una enteritis necrotizante aguda muy grave.

 

Dirección: Hospital Clínica Kennedy Alborada. Calle Crotos y Av. Rodolfo Baquerizo. Torre Norte. Oficina # 210. 

Teléfono: (593-4) 223 9371  Celular: 099 774 261 (Movistar) / 094 012 161 (Porta)

Guayaquil - Ecuador

  Copyright © Todos los derechos reservados, prohibida su reproducción parcial o total si autorización.

Diseño y marketing por www.medicosecuador.com