MEDICOSECUADOR

ODONTOLOGOSECUADOR

Publicidad

 
 

Artículos

Tratamiento de asma con anticuerpos Anti-IgE 

Es por todos conocido que el asma tiene su origen en la alergia, que es una respuesta inmunológica exagerada mediada por anticuerpos IgE. En nuestro medio se ha comprobado que 9 de cada 10 niños con asma tiene alergia al ácaro del polvo doméstico. La alergia se desarrolla en parte debido a factores genéticos que el paciente hereda de sus progenitores, así como también debido a factores ambientales, y su tratamiento se basa en evitar los factores desencadenantes (alergenos), uso de medicamentos y vacunas de alergia (inmunoterapia).

Sigue a medicosecuador.com en

                y mantente saludable!

En pacientes con alergia a medicamentos o a alimentos es sencillo evitar los alergenos, pues basta con negarse a ingerirlos, pero en pacientes con alergia a inhalables como el polvo, aunque evitar los alergenos ayuda, no siempre se logra.

Los medicamentos consiguen cada vez mejores efectos con menores reacciones adversas, pero presentan el problema de que al retirárselos, una vez que su nivel sérico ha disminuido, la protección al paciente también lo hace.

Las vacunas de alergia son en la actualidad una excelente alternativa de tratamiento, y debe hacerse únicamente con extractos alergénicos estandarizados y en manos de un Médico Alergólogo exclusivamente. Las bases moleculares de su efecto benéfico se conocen ya desde hace tiempo atrás y se resumen en una disminución de la IgE específica para el alérgeno contra el que se está vacunando, disminución de la reactividad de mastocitos y basófilos así como la sensibilidad de estas células, entre otros. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda su uso en pacientes con asma y rinitis, pero una vez más se insiste en la adecuada selección del paciente y de los alergenos, por lo que su uso, por seguridad para el paciente, sólo debe ser guiado por un Alergólogo. 

Una alternativa interesante se está investigando en los países desarrollados y consiste en la aplicación de anticuerpos dirigidos contra la IgE de los pacientes alérgicos. Debemos recordar que las moléculas de IgE son sintetizadas por las células B y las células plasmáticas. Posteriormente esta IgE es liberada en el torrente sanguíneo desde donde va a ligarse a receptores específicos en las células cebadas, mastocitos y otras células efectoras del sistema inmune. Posterior a la exposición a un alérgeno, las moléculas de éste se ligan a la porción Fab de la molécula de IgE localizada en la superficie de los mastocitos y basófilos, estimulando su degranulación. La degranulación conlleva la liberación de mediadores y citocinas que finalmente producen los síntomas y signos de asma y rinitis. 

Se han desarrollado dos medicamentos Anti-IgE que son el CGP 51901 y el rhumab-E25 (Omalizumab). Los estudios de este último medicamento ya se han realizado hasta en la población pediátrica. 

El Omalizumab es un anticuerpo monoclonal Anti IgE humanizado (proviene del ratón) que se liga a la IgE circulante, formando complejos inmunes, disminuyendo su nivel de esta manera (de la IgE libre). No se liga a la IgE que se encuentra sobre basófilos y mastocitos, por lo tanto no ocasiona reacciones anafilácticas. 

En el estudio pediátrico participaron 334 pacientes de ambos sexos de entre 6 y 12 años, con asma moderada a severa y que requerían esteroides inhalados. Estos pacientes fueron colocados en dosis equivalentes de dipropionato de beclometasona (DBP) y se ajustó la dosis para que mantengan su asma bajo control. Posteriormente los niños fueron colocados aleatoriamente en un grupo que recibían placebo (N=109) u Omalizumab (N=225). Los resultados fue que más pacientes del grupo de Omalizumab lograron disminuir el uso de DBP (55% vs. 39%), e incluso el monto de la disminución fue mayor (100% vs. 66,7%). También fue menor el número de exacerbaciones de asma entre quienes usaron Omalizumab; las recaídas que requirieron hospitalización fueron todas en el grupo que placebo. La diferencia en los valores espirométricos no fue significativa entre ambos grupos. La utilización de medicación de rescate fue significativamente menor en relación a quienes estaban en el grupo placebo, así como el número de visitas al médico no programadas. Los pacientes tratados con Omalizumab no tuvieron efectos adversos serios y los eventos adversos sí fueron mayores entre los que estaban recibiendo la droga motivo del estudio. 

Recientemente se efectuó un estudio en el que se comprobó que el uso de Anti-IgE daba un efecto adicional al uso de la inmunoterapia tradicional (vacunas de alergia) el que era independiente del tipo de alérgeno, por lo que se concluía que la unión de las vacunas de alergia con la Anti-IgE representa para los Alergólogos una arma más dentro del arsenal terapéutico para el manejo de las enfermedades alérgicas como el asma y la rinitis. 

Bibliografía 

  1. Wahn U, Anti IgE and Immunotherapy, World Allergy Forum, World Allergy Organization & American Academy of Allergy, Asthma and Immunology Annual Meeting, 2002.  

  1. Casale T, Anti IgE and asthma, World Allergy Forum, World Allergy Organization & American Academy of Allergy, Asthma and Immunology Annual Meeting, 2002.

  1. Milgrom H, Treatment of Childhood Asthma With Anti-Immunoglobin E Antibody (Omalizumab), Pediatrics Vol. 108 No. 2, Agosto 2001.

  1. Pawankar R, Anti IgE Treatment in Allergic Disease, Allergy and Clinical Immunology International, Vol. 13 No 1, Enero-Febrero 2001.  

Autor: Dr. John Zambrano

   

Escríbanos: Clic aquí (Formulario Automático)
Telefax : (5934)  

-  
 

Guayaquil Ecuador

Copyright © 2000 - 2008
Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización escrita.