CIRUGÍA PLÁSTICA

Sociedad Ecuatoriana de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética

 

ÓRGANO OFICIAL DE DIFUSIÓN CIENTÍFICA DE LA SECPRE

Revista Vol. 1 No. 3

 

 

MANEJO DE TEJIDOS BLANDOS EN TRAUMA DE MIEMBROS INFERIORES A PROPÓSITO DE UN CASO

 

Dr. Ernesto López Cisneros

 
Dr. Ernesto López Cisneros, Dra. Karen Mantuano Martínez.
 

● ● ●

 

 


manejo postquirúrgico de los injertos es importante para el éxito del mismo, debemos tener en cuenta que hay que realizar curas oclusivas de la zona injertada utilizando vendas elásticas e inmovilizando con férulas las áreas que sean necesarias, evitar las infecciones, realizar curaciones periódicas y jamás olvidar la zona donante. Los colgajos son tejidos con aporte vascular que mantiene su irrigación durante la transferencia del mismo. Estos pueden ser cutáneos, fasciocutáneos, musculares y libres.

 

Entre los colgajos que podemos utilizar para reparar lesiones en los traumas de miembros inferiores tenemos:

 

Colgajos Fasciocutaneos:
• Colgajo safeno.
• Colgajo sural.

 

Colgajos Musculares:
• Tercio superior de la pierna.
• Músculo gastronecmio.
• Músculo peroneo largo.
• Tercio medio de la pierna.
• Músculo soleo.
• Músculo flexor largo de los dedos.
• Músculo tibial anterior.
• Tercio distal de la pierna.
• Músculo abductor del dedo gordo.
• Músculo flexor largo del dedo gordo.

 

Colgajos Libres:
• Colgajo dorsal ancho.
• Colgajo escapular.
• Colgajo inguinal.
• Colgajo deltoideo.
• Colgajo dorsal del pie.
• Colgajo peroneo.
• Colgajo tensor de la fascia lata.

 

No olvidemos que del manejo oportuno y adeuado de las lesiones que se presenten posteriores a un trauma de tejidos blandos dependerá el resultado, el tiempo de recuperación, costos de hospitalización y sobre todo la preservación de las funciones de locomoción y sostén del miembro afectado.

 

Materiales y Métodos
Estudio descriptivo. Caso clínico.

 

Desarrollo
Presentamos un paciente de 4 años, sexo maculino, que ingresa a la unidad de emergencia por presentar trauma por arrollamiento posterior a atropellamiento vehicular. Observamos en el miembro inferior derecho: herida avulsiva con pérdida de sustancia, exposición ósea de la región anterior interna de la tibia, arrancamiento de la inserción inferior del músculo tibial anterior,  compromiso de los músculos de la pata de ganso (foto 1 ).

 

En el miembro inferior izquierdo laceraciones múltiples en región de la rodilla y cara externa de la pierna, quemadura por fricción en el dorso del pie y dedos. Procedemos a estabilizar al paciente, realizar un control primario de hemostasia y posteriormente a  realizar una toilette quirúrgica en donde lavamos exhaustivamente la herida, desbridamos el tejido desvitalizado, controlamos definitivamente la hemostasia,  reparamos tejido viable, diferimos reinsertar al músculo gemelo interno para utilizarlo como colgajo de cobertura,  realizamos cura oclusiva con toilette quirúrgicos seriados en espera de la granulación de los tejidos.(foto 2 ).

 

Al cuarto día utilizamos al músculo gemelo interno avulsionado para cubrir un poco de la zona cruenta con exposición ósea de región superior de tibia y rodilla, continuamos con la cura oclusiva con toilette quirúrgica seriada.

 

Al séptimo día observamos buen tejido de granulación pero aún prevalece la exposición ósea tibial media (foto 3 ) por lo que se decide al octavo día utilizar un colgajo bipediculado del músculo tibial anterior para cubrir el defecto. (foto 4 ).

 

Al décimo quinto día injertamos las zonasgranulantes para lo que tomamos injertos de piel parcial del muslo contra lateral.(foto 5 y 6 )

 

Al vigésimo día se observa los injertos de piel parcial que fueron tomados con dermatomo eléctrico de padgett. ( foto 7 ). El paciente inicia su terapia de rehabilitación física al mes del accidente.

 

Conclusiones
- El manejo oportuno y adecua inicial de los tejidos comprometidos en un trauma con herida abierta reduce el riesgo de infección, necrosis y pérdida de sensibilidad de los mismos.
 

- Preservar las funciones de sostén y lo comoción de las extremidades comprometidas, recordemos que son vitales para el desenvolvimiento de nuestros pacientes.
 

- La reparación adecuada de los defectos con utilización de colgajos e injertos en espacios prudentes disminuyen el tiempo y costos de hospitalización de los pacientes.

 

Dirección del Autor:
CENTRO DE CIRUGÍA PLÁSTICA LÓPEZ
AVENIDA 38 ENTRE CALLES 18 Y 19
TELFS.: 2621407 / 095 301195 / 093 908122
E-MAIL: ernestolopez20@gmail.com
MANTA - ECUADOR

 

Bibliografia
1. Dr. Felipe Coiffman. COIFFMAN Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética. Tercera Edición – Tomo I. Año 2006. Pág. 427 – 459.
2. Dr. Felipe Coiffman. COIFFMAN Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética. Tercera Edición – Tomo I. Año 2006. Pág. 468 – 475.
3. Dr. Felipe Coiffman. COIFFMAN Cirugía Plástica Recon Miembros Inferiores. Tercera Edición – Tomo IV. Segunda Parte. Año 2008. Pág. 3689 – 3703.
4. Dr. Felipe Coiffman. COIFFMAN Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética. Senos – Tronco – Miembros Inferiores. Tercera Edición – Tomo IV. Segunda Parte. Año 2008. Pág. 3727 – 3759.
5. A. Masquelet, A Gilbert, M. C.Romaña. COLGAJOS DE COBERTURA DE LA EXTREMIDAD INFERIOR. Edición Española. Año 1992. Pág. 34 – 43.
6. William C. Grabb, M. Bert Myers. COLGAJOS CUTANEOS. Primera Edición. Año 1982. Pág. 480 – 488.

7. SECPRE. MANUAL DE CIRUGIA PLASTICA. Reconstrucción del tercio medio de la pierna. www.secpre.org
8. Vásconez, O. Colgajos musculares y musculocutáneos. Barcelona. 1984
9. Mc Carthy, tronco y extremidades inferiores, editorial Panamericana.

 

Dia Cero Foto 1
 
Post Limpieza
 
1 Semana
 
Pre Injerto 2 Semanas
 
Colgajo Gemelo
 
Colgajo Tibial Anterior
 
Toma de Piel
 
Auto Injerto
 
1 Semana Post Injerto
 
3 Meses