CIRUGÍA PLÁSTICA

Sociedad Ecuatoriana de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética

 

ÓRGANO OFICIAL DE DIFUSIÓN CIENTÍFICA DE LA SECPRE

Revista Vol. 1 No. 1

 

 

“ESTUDIO DEL TRATAMIENTO CON PIEL PORCINA EN ZONAS DADORA DE AUTOINJERTO DE PIEL EN EL HOSPITAL RODRÍGUEZ ZAMBRANO DE MANTA”

 

Dr. Ernesto López

 

ALAVA ZAMBRANO VIVIAN DRA. MIELES ZAMBRANO KAREN DRA. MANTUANO MARTINEZ KAREN DRA. LÓPEZ CISNEROS ERNESTO DR. **** CIRUJANO PLÁSTICO DEL H.R.Z. DE MANTA

 

Resumen

 

El autoinjerto, como un tipo de tratamiento de heridas con pérdida de sustancia ha suscitado en los pacientes sometidos a este procedimiento múltiples inconvenientes en su respectiva zona dadora, especialmente de tipo estético, tiempo de recuperación, intensidad del dolor, entre otros.


Este tipo de heridas constituyen una entidad muy frecuente con mayor prevalencia en la población adulto joven causadas especialmente por accidentes de transito y constituye uno de los más complejos e importantes problemas asistenciales actuales tanto en el ámbito hospitalario como en la asistencia primaria.


En la gran mayoría de los casos del resultado del manejo terapéutico dependerá la evolución de la herida del paciente y una efectiva recuperación.


Planteamos como objetivo determinar la eficacia de la piel porcina liofilizada estéril como tratamiento en zonas dadora de autoinjeto de piel, su diferencia ante la terapéutica convencional.


Es un estudio No experimental, prospectivo, descriptivo y correlacional en el que se analizó la evolución mediante una ficha de encuesta, de nuestro universo de estudio que corresponde a 28 pacientes que recibieron autoinjerto de piel en el Hospital Rodríguez Zambrano en el período de un año que va de julio del 2005 a julio del 2006.


En el 35.7 % de los pacientes se utilizó en las zonas dadoras piel porcina liofilizada estéril más vendaje, el cual fue retirado a las 48-72 horas, continuando el tratamiento con rifocina tres veces al día. Para ser comparado con el tratamiento convencional que consiste en la  utilización de ácido fusídico (gasa estéril) más nitrofurazona en zonas dadora, y vendaje.


Se sigue el tratamiento con: observación y control fotográfico, teniendo en cuenta el tiempo de evolución y la cicatrización de la zona dadora.


Concluyendo que este apósito temporario liofilizado disminuye el tiempo y mejora la apariencia de cicatrización en la zona dadora de autoinjerto parcial de piel.

 

Summary


The autoinjerto, as a treatment type of wounded with substance loss has raised in the subjected patients to this procedure multiple inconveniences in its respective area dadora, especially of aesthetic type, time of recovery, intensity of the pain, among others.
 

This type of wounds constitutes a very frequent entity with more prevalencia in the population young adult caused especially by accidents of I traffic and one of the most complex and important current assistance problems constitutes so much in the hospital environment as in the primary attendance.

 

In the great majority of the cases of the result of the therapeutic handling it will depend the evolution of the patient's wound and an effective recovery.
 

We outline as objective to determine the effectiveness of the skin swinish sterile liophilizated as treatment in areas dadora of skin autoinjeto, their difference before the conventional therapy.
 

It is Not a study experimental, prospective, descriptive and correlacional in which the
evolution was analyzed by means of a survey record, of our study universe that corresponds 28 patients that received skin autoinjerto in the Hospital Rodrìguez Zambrano in the period of one year that he/she goes of July from the 2005 to July of the 2006.
 

In 35.7% of the patients it was used in the areas dadoras sterile lyophilizated porcine dermis more bandage, which was retired at the 48-72 hours, continuing the treatment with rifocina three times a day. To be compared with the conventional treatment that consists on the use of sour fusídico (sterile gauze) more nitrofurazona in areas dadora, and bandage.


The treatment is continued with: observation and photographic control, keeping in mind the time of evolution and the scaring of the area dadora.


Concluding that this dressing temporary lyophilizated diminishes the time and improvement the scaring appearance in the area dadora of partial autoinjerto of skin.

 

● ● ●

 

Introducción


La investigación que se ha propuesto se basa en la cicatrización de la zona dadora que tendrá múltiples inconvenientes debido a la perdida epitelial que ha sufrido, por lo tanto el tratamiento de la misma constituirá un proceso complejo el cual busca una recuperación permanente tanto funcional como estética, procurando evitar aquellos factores externos que puedan alterar el proceso de cicatrización.
 

Las cicatrización de las heridas de la piel dependen de una combinación de dos procesos: reparación y regeneración tisular. El primero se observa siempre que se lesiona la dermis y genera una cicatriz, mientras que el segundo es el responsable de reconstruir la superficie cuando se produce una lesión que solo compromete el epitelio y no deja secuelas visibles. La  aparición final de una cicatriz se debe al reemplazo de la dermis por un tejido fibroso con características físicas y químicas diferentes al  normal. Los injertos cutáneos permiten acelerar el proceso de cicatrización, evitando, además, la infección y el trauma sobre la zona afectada.
 

Solo los autoinjertos (del mismo individuo), los que se incorporan de forma definitiva en su nueva ubicación; los restantes son rechazados, en un tiempo más o menos corto, por el organismo en que fueron colocados, sirviendo por lo tanto como un apósito temporal. Uno de ellos son los heteroinjertos cuyo donante pertenece a una especie diferente a la del receptor.
 

En el pasado el primer objetivo del tratamiento era proteger la herida mientras que la naturaleza se encargaba de repararla. Actualmente se trabaja para procurar crear un ambiente local ideal para la función adecuada de las células involucradas en la curación.
 

La piel porcina liofilizada es una de las alternativas utilizadas en la zona dadora por su estructura similar a la humana en textura. adherencia y contenido de colágeno.
 

La piel porcina no contiene viabilidad celular, y no se revasculariza con el lecho recipiente. Esta, sufren necrosis degenerativa tisular, en vez de rechazo clásico.
 

Su adherencia se relaciona con el contenido de colágeno del injerto y no con su viabilidad. Si bien al principio puede incorporarse a la herida y revascularizarse, este será rechazado.

 

Buena parte del éxito de la integración de un injerto depende de la adecuada preparación del lecho receptor y del flujo sanguíneo del lecho. Basado en las características y componentes de este producto, importantes para una correcta cicatrización hemos decidido utilizarlo en el tratamiento de los pacientes de nuestra presentación.
 

Hemos decidido realizar este tema en busca de una alternativa diferente con mejores resultados estéticos y funcionales que brinda la piel porcina liofilizada estéril en el proceso de cicatrización de heridas en zonas dadoras con pérdida parcial de sustancia frente a la terapéutica convencional realizada en el Hospital Rodríguez Zambrano de Manta.
 

Con la piel porcina esperamos ayudar a estos pacientes a que tengan una mejor y más rápida recuperación, evitando así todos aquellos síntomas indeseables que producen el tratamiento convencional en la zona dadora.
 

En él se resume el resultado de la experiencia de estos meses de trabajo en el que pudimos demostrar la eficacia de la piel porcina liofilizada ante el tratamiento convencional.
 

Todos los pacientes tratados con piel porcina liofilizada, tuvieron un resultado óptimo, con una buena cicatrización de la zona dadora. No se evidencio ningún tipo de complicación con el uso de este apósito liofilizado.

 

Por lo tanto podemos concluir que la piel porcina liofilizada estéril constituye una buena alternativa en el tratamiento de zonas dadoras en pacientes sometidos a autoinjerto de piel con excelentes resultados y mejoramiento de la calidad de vida del paciente.


Materiales y Métodos


La presente investigación por ser un proceso mediante el cual se aplica el uso de un producto que es la piel porcina liofilizada y se comprueba su eficacia mediante la aplicación en pacientes en el Hospital Rodríguez Zambrano, constituye un conocimiento nuevo dentro del medio y que puede generalizarse a la ciudad de Manta como a la provincia y al país.


Es un estudio No experimental, prospectivo, Descriptivo y correlacional de tratamiento con piel porcina liofilizada en zonas dadoras de autoinjerto de piel, a fin de clarificar el efecto de este apósito liofilizado sobre el tratamiento convencional, que es con la colocación de gasa estéril de ácido fusídico más nitrofurazona.


La Piel Porcina la hemos traído desde Buenos Aires Argentina, es un producto de laboratorios ASMOPUL S.A., cuyo nombre comercial es KytinonR.


Podrá ser utilizado en todo tipo de personas incluyendo: embarazadas, lactantes, niños, ancianos, sin distinción de sexo ni de raza.


Está piel porcina, por ser un producto de uso externo, sus componentes no ingresan al torrente sanguíneo, no existiendo posibilidad de sobredosis. No posee teratogenicidad ni carcinogénesis. No posee interacciones medicamentosas.


Está contraindicado, solamente, en pacientes con una historia previa de hipersensibilidad a algunos de los componentes de la formulación. No se podrá aplicar en heridas contaminadas.


Para realizar esta investigación se requirió de una serie de instrumento, datos e información, y se utilizaron diferentes tipos de instrumentos, como la entrevista, la encuesta y la observación.


La población o universo de estudio estuvo conformado por 28 pacientes a los que se les realizó auto-injerto de piel parcial en el Hospital Rodríguez Zambrano de Manta, que estuvieron internados en los Servicio de Cirugía, Pediatría y Quemados en el periodo comprendido entre el 1ª de julio del 2005 al 30 de julio del 2006, el mismo que  constituye la muestra.

 

TRATAMIENTO CON PIEL PORCINA

 

TRATAMIENTO CONVENCIONAL

 

Fig. 1. Zona dadora en región anterior de
muslo con piel porcina liofilizada

 

Fig. 3. Colocación de gasas estériles de ácido fusídico en zona dadora

 

 

 

 

Fig. 2 Zona dadora con piel porcina
liofilizada más rifocina.

 

Fig. 4. Colocación de vendas con furacin

 

 

 

APOSITOS EN ZONA DADORA DESPUÉS DE 2 DÍAS DE RETIRADO EL VENDAJE

 

 

 

 

Fig. 5. Piel porcina liofilizada en zona dadora

 

Fig. 6. Gasas de ácido fusídico en zona
dadora

 

El tratamiento convencional consiste en:
• Luego de haber realizado el injerto colocación en la zona dadora de laminas de ácido fusídico (gasa estéril) más nitrofurazona mas vendaje oclusivo.
• Se retira el vendaje a los 5 días posteriores a la cirugía
• Cura diaria con rifocina en zona dadora hasta que se desprenda el apósito.

 

A nuestra muestra se le realizo el siguiente tratamiento:
• Luego de haber obtenido el injerto, cubrir el lecho cruento de la zona dadora con piel porcina en láminas.
• Tener la precaución de sobrepasar los bordes en un centímetro.
• Vendaje estéril acolchado y elástico.
• A las 48-72 horas posterior al injerto, retirar el vendaje con balneoterapia y dejar la zona dadora en cura expuesta.
• Para aumentar el potencial bacteriostático usaremos rifocina como cura diaria.

 

A medida que progresa la epitelización cae la cura de la zona donante, que una vez expuesta en su totalidad precisa hidratación.
Se continuó el tratamiento con: observación y control fotográfico, teniendo en cuenta el tiempo de molestias y la cicatrización.

 

Resultados
De los 10 pacientes tratados con piel porcina liofilizada, todos tuvieron un resultado óptimo, con una buena cicatrización de la zona dadora de aproximadamente 5-8 días.

El autoinjerto de piel se realizo a pacientes que presentaban heridas con perdida de sustancia de diferentes etiologías.

 

 

Siendo la causa más frecuente las heridas avulsivas provocadas por Accidentes de transito en un 35.71%, seguida de la úlcera diabética y las quemaduras teniendo ambas un 21.43%, a los que se le realizaron autoinjerto de piel parcial, obteniendo zonas dadoras de diferentes tamaños de acuerdo a la zona a injertar.


En nuestra investigación el 32.2% de universo de estudio fueron del sexo femenino y el 67.8% del sexo masculino, habiendo en cada tratamiento pacientes de ambos sexos, para el tratamiento convencional el 27.78% fueron del sexo femenino y el 72.22 del sexo masculino.

En el tratamiento con piel porcina el 40% fue del sexo femenino mientras que del masculino fuel el 60%.

 

 

Las edades de nuestros pacientes comprendían desde los 6 meses a los 66 años, encontrando con mayor frecuencia a pacientes entre los 11 a 20 años de edad con un 21.43 % del total del universo de estudio. Se empleo ambos tratamientos en las diferentes edades.
A la paciente de 6 meses de edad, se le realizo autoinjerto de piel parcial por presentar herida con perdida de sustancia por causa de celulitis en miembro superior derecho, con ella se empleo el tratamiento convencional con gasas estériles de ácido fusídico.

 

 

De los 28 pacientes de estudio, se aplico tratamiento con piel porcina liofilizada en zonas dadoras de autoinjerto de piel a 10 pacientes que corresponden al 35.71%, y se aplico el tratamiento convencional a un 64.29%.


El dolor se presentó en el 30% de los pacientes injertados con piel porcina, con una intensidad de leve a moderado el cual se mantuvo de 1 a 3 días, observando que luego de retirar el vendaje, no hubieron molestias. De los pacientes tratados con el convencional presento dolor un 72.22% del universo que va de 2 a 5 días, de intensidad de leve a moderado.

 

RESULTADO DE LA CAÍDA DE LA ZONA DADORA

 

Fig. 7. Zona dadora tratada con piel porcina liofilizada 2 días después de la caída del xenoinjerto

 

Fig. 8. Zona dadora tratada con gasas estériles de ácido fusídico 2 días después de la caída del apósito.

 

 

 

En relación al prurito se encontró que el 71.43% de los pacientes tratados con ambos métodos presentó prurito, mientras que el 28.57% no presento ninguna molestia.


De los 20 pacientes que presentaron prurito, 6 fueron tratados con piel porcina y 14 al tratamiento convencional.

 

Del 60% de los de piel porcina se observo que tenia relación con el vendaje, el cual desaparecía una vez retirado este, con un promedio de 1 a 3 días, se demostró además que era de menor intensidad y tiempo que el observado en los pacientes con tratamiento convencional que corresponde a un 77.78%.

 

 

Los días de hospitalización posterior al autoinjerto de piel de todos nuestros pacientes con tratamiento de piel porcina en zonas dadoras disminuyó significativamente con un promedio de 5 a 7 días, en relación al tratamiento convencional, el cual oscila entre 6 a 21 días de hospitalización.

 

TRATAMIENTO CON PIEL PORCINA LIOFILIZADA

 

Fig. 8. Zona dadora tratada con piel porcina liofilizada más rifocina al momento de retirar el vendaje.

 

Fig.9. Zona dadora después de la caída del
xenoinjerto

 

 

Un paciente de nuestra muestra de sexo femenino a la que se le realizo autoinjerto de piel parcial, en cuya zona dadora ubicada en región posterior de muslo derecho se aplico piel porcina liofilizada , se obtuvieron resultados estéticos satisfactorios y menor grado de dolor, a pesar de que la paciente no mantuvo la posición de decúbito ventral que requería. (Fig. 8 y 9)


No se encontró ningún grado de exudado o presencia de edema.
 

No se evidencio ningún tipo de complicación con el uso de este apósito.


Discusión y Comentario
Los pacientes poco satisfechos con el resultado estético que presenta su zona dadora posterior al injerto son muchos en nuestro medio.

 

Aunque en ciertos casos el factor económico justifica el tipo de apósito a usar, no podemos permitir que esta situación limite la posibilidad de conocer y usar lo que en el ámbito mundial se considera más adecuado y en muchos casos logra mejores  resultados. Estamos en la obligación de ofrecer lo mejor a nuestros pacientes obteniendo así un buen resultado y una mejor calidad de vida.
Los costos directos de la piel porcina son superiores a los del tratamiento convencional, aunque existe una tendencia general favorable a su empleo debido al menor tiempo de hospitalización, lo que crea un ahorro no solo al paciente, si no al estado, quedando disponible  una cama que puede ser utilizada por otro paciente.

 

Conclusiones
• Que la utilización con piel porcina a los pacientes produce una disminución del tiempo de cicatrización.
• Disminución de intensidad del dolor y del prurito en la zona tratada.
• Es de fácil aplicación.
• Aunque el costo del material por unidad de tratamiento es superior en el caso de los apósitos convencionales, en general parece existir una reducción de los costos indirectos cifrada en un menor empleo del tiempo de enfermería, menor tiempo de recuperación y menor cantidad  de antibióticos y analgésicos utilizados lo que favorece una mejor relación costo-eficacia.

• Se aprecian diferencias significativas en los índices de curación entre la piel porcina y el tratamiento convencional.
• Se observó ausencia de complicaciones.

• Ningún paciente presento reacción de hipersensibilidad al producto.
• Mejoramiento de la calidad de vida del paciente.
 

Recomendaciones
• Como se discutió anteriormente el uso de piel porcina liofilizada constituye una buena alternativa en el tratamiento en las zonas dadoras en pacientes sometidos a autoinjerto de piel, con buenos resultados estéticos y funcionales, se recomienda su uso.

• Se recomienda a los profesionales de la salud no limitarse en el uso de materiales innovadores los cuales brindan buenos resultados y mejoran la calidad de vida de sus pacientes.
• A los Hospitales y Centros de Salud se recomienda la piel porcina liofilizada por brindar a los pacientes una mejor estancia hospitalaria y menos días de hospitalización.

 

Bibliografía
• ARTIGAS R. (1984). NORMAS MEDICO QUIRURGICAS PARA EL TRATAMIENTO DE LAS QUEMADURAS. EDITORIAL ANDRES-BELLO, CHILE
• BENDLIN. LINARES. BENAIM. (1993). TRATADO DE QUEMADURAS. INTERAMERICANA MC GRAW HILL. MEXICO
• CASTRO PIMENTEL LUIS DR. QUEMADURAS. WWW.DERMATOL@CANTV.NET
• COIFFMAN. (2006) CIRUGIA PLASTICA, RECONSTRUCTIVA Y ESTETICA. EDITORIAL AMOLCA. TERCERA EDICION. TOMO 1. BOGOTA
• EL HORIZONTE EN EL TRASPLANTE DE ÓRGANOS. WWW.TRANSNET. ORG/XENOTRAS/HORIZONTE.HTM
• EXITOSA TÉCNICA MÉDICA PARA EL TRATAMIENTO DE QUEMADURAS EN SERES HUMANOS (2005). WWW.ENERGIA.GOB.MX
• FERRER J DR. (2006)
• EXCELENTES RESULTADOS CON EL TRANSPLANTE DE PIEL DE ANIMAL. SALUD, ESTETICA & CUIDADO PERSONAL. WWW.WEBSALUD.COM
• FERRER N MD. .ALTERNATIVAS DE COBERTURA EN EL MANEJO AGUDO DEL QUEMADO GRAVE REVISTA COLOMBIANA DE CIRUGIA PLÁSTICA Y RECONSTRUCTIVA WWW.MEDILEGIS.COM
• HANUMADAS M. RAMAKRISHNAN K. (2006). ARTE Y CIENCIA DEL CUIDADO DE HERIDAS POR QUEMADURAS. EDITORIAL AMOLCA. COLOMBIA
• PÉREZ R. LABRADOR J. LARA F. VIVAS M. HIJANO J. INJERTOS (CÚTANEOS, DERMOGRASOS, TENDINOSOS, NERVIOSOS, ÓSEOS, CARTILAGINOSOS Y VASCULARES). WWW.SECPRE.COM
• SALA DE PRENSA VIRTUAL. (2005) WWW.MINSA.GOB.PE
• TRATAMIENTO MODERNO DEL CIERRE DE LA HERIDA. WWW.ONAMET.GOV.DO
• VALER. V DRS. TRUJILLO F. HERIDAS Y CICATRIZACIÓN