Volumen 17, Número 1-3, 2008

 
Página principal
  
Presentación
  
Equipo directivo y comité científico
  
Información para los autores
  
INDICE
    
Revistas Anteriores
  
Envío de artículos
  
Enlaces a revistas médicas
  
Congreso virtual de neurología
  
Sociedad Ecuatoriana de Neurología

                    Comunicaciones Breves                   

 

Glioblastoma Multiforme Intraventricular :

Neuroimagen en 2 casos.

Dr. José Vicente Vásconez,1 Dr. Mario Castillo,1 Dr. Renzo Zamboni,1 Dr. Alejandro Cubillos1

 

1 Servicio de Neurocirugía, Hospital San José Santiago de Chile

 

________________________________________________________________________________

Presentamos dos casos con neuroimagen atípica para glioblastoma multiforme de localización intraventricular que plantearon todas las posibilidades de tumores sólidos en el diferencial de imágenes de neoplasias intraventriculares en cuanto a tomografía axial computarizada (TAC) y resonancia magnética (RM). La resección macroscópica del tumor fue total en ambos casos, teniendo ambos especimenes aspecto blando gelatinoso y de color violáceo sin mayor vascularización. La paciente 1 debutó con síndrome de hipertensión endocraneana realizándosele cirugía con resección total. Evolucionó con disartria severa que fue mejorando a los 6 meses. El diagnóstico histopatológico y estudio por inmunohistoquímica fue de glioblastoma multiforme (tumor grado IV de la WHO), por lo que se propuso a la familia tratamientos adyuvantes los cuales fueron rechazados. A los 6 meses presentó síndrome de hipertensión endocraneana provocado por la aparición de un gran quiste en relación al cuerno temporal izquierdo que fue manejado con colocación de reservorio Ommaya y catéter intratumoral realizándose evacuaciones frecuentes de contenido líquido tumoral. La paciente se estabilizó y se manejó finalmente con corticoides presentado una sobrevida con índice de Karnofsky 90 por 20 meses, falleciendo finalmente por complicaciones inherentes al crecimiento tumoral (figuras 1 y 2).

Figura 1: Caso 1: A. RM Axial con contraste que muestra lesión neoplásica en cuerno occipital y carrefour izquierdo. B. Corte coronal con reforzamiento nodular y edema en región hipocampal y parahipocampal adyacente. El informe radiológico planteó la posibilidad de metástasis, oligodendroglioma anaplásico y linfoma.

 

Figura 2: Caso 1: TAC de control postoperatorio después de 6 meses que muestra completa extirpación de la masa sólida y presencia de gran quiste tumoral que fue manejado mediante evacuaciones en 6 oportunidades a través de un catéter intraventricular conectado a reservorio de Ommaya. El diagnóstico histopatológico fue de glioblastoma multiforme (Grado IV de la WHO).

El paciente 2, de 16 años de edad, se presentó con cefalea y síndrome de hipertensión endocraneana realizándosele biopsia estereotáxica por sospecha de oligodendroglioma (ver TAC preoperatoria) en el lóbulo frontal derecho. La biopsia estereotáxica dio por resultado astrocitoma anaplásico por lo que se decidió resección radical del tumor. La segunda pieza analizada concluyó glioblastoma multiforme. Su evolución posquirúrgica fue satisfactoria pasando a protocolo de radio y quimioterapia. La RM de control no mostró signos de recidiva local a los 10 meses. Actualmente presenta 12 meses de sobrevida con Karnofsky 100, sin déficit neurológico secuelar (figuras 3 y 4).

Figura 3: A. Caso 2 - TAC : Masculino de 16 años que debutó con síndrome de hipertensión endocraneana por hidrocefalia. Tumoración sólida quística con bordes parcialmente calcificados que plantearon la presencia de un oligodendroglioma. Hidrocefalia asociada.

 

Figura 3: B y C - Caso 2: Masculino de 16 años con síndrome de hipertensión endocraneana. La RM sagital con gadolinio mostró extensa tumoración quística multilobulada desplazando el tálamo y cuerno frontal, con compresión del tercer ventrículo e hidrocefalia secundaria. En la imagen C se observa el trayecto de la aguja de biopsia estereotáxica.
 
Figura 4: A y B. RM axial y sagital de control a los 6 meses de postoperatorio que muestra resección total de la masa tumoral con cavidad porenceálica adyacente y resolución de la hidrocefalia.

Es interesante la variabilidad de presentación en imagen de este tumor que en ciertos casos podría inducir a retrasar una acción terapéutica agresiva y por lo tanto determinar un empeoramiento en el pronóstico final de sobrevida.1,2 Además, nuestro caso 2 escapa a la edad de presentación habitual para glioblastoma multiforme, siendo considerado raro por debajo de los 30 años de vida, hecho que además podría relacionarse a un mejor pronóstico de sobrevida.3 La calcificación es rara en este tipo de tumores a no ser que se originen de lesiones de menor grado.4 La expectativa de sobrevida del glioblastoma multiforme no está claramente definida en los de ubicación de este tipo, sin embargo no se han descrito variaciones significativas en relación a las formas más típicas.

Referencias

1. Lilja A, Bergstrom K, Spannare B, et al. Reliability of computed tomography in assessing histopathological features of malignant supratentorial gliomas. J Comput Assit Tomogr 1981: 5,625-636.

2. Sze G, Krol G, Olson WL, et al, Haemorrhagic Neoplasm: MR imaging mimics of ocult vascular malformations. AJR Am J Roetgenol 1987; 149; 1223-1230.

3. Burger PC, Scheithauer BW, Atlas of tumor pathology, 3rd series, fascicle 10: Tumors of the central nervous system. Washington, DC: Armed Forces Institute of Pathology, 1994.

4. Russell DS, Rubinstein LJ. Pathology of tumors of the nervous system, 5th ed. Baltimore: Willimams & Wilkins, 1989.

 

   
  

Editora: Dra.  Rocío Santibáñez

Dirección: Clínica Kennedy, Sección Gamma, Oficina 102.

CONTÁCTENOS

Guayaquil, Ecuador

  

Esta página está hospedada en www.medicosecuador.com

Desea más información? Búsquela en medicosecuador.com