Volumen 16, Número 3, 2007

 
Página principal
  
Presentación
  
Equipo directivo y comité científico
  
Información para los autores
  
INDICE
    
Revistas Anteriores
  
Envío de artículos
  
Enlaces a revistas médicas
  
Congreso virtual de neurología
  
Sociedad Ecuatoriana de Neurología

                    REPORTE DE CASO CLÍNICO                   

 

Meningioma Quístico:

Reporte de Caso y Revisión de Literatura

 

Dr. Luis Rafael Moscote Salazar,1 Rubén Sabogal Barrios,1 Rodolfo Sabogal2

 

(1) Servicio de Neurocirugía, Universidad de Cartagena

(2) Universidad del Sinu Cartagena de Indias, Colombia

 

________________________________________________________________________________

 

Resumen

Los meningiomas quísticos son tumores poco comunes que fácilmente pueden ser confundidos con tumores gliales que tienen componentes quísticos, y también con metástasis. Existe debate sobre el origen de las paredes del quiste. La resonancia magnética ha mejorado el diagnóstico con la habilidad para demostrar la adhesión dural del tumor. Presentamos el caso de una paciente diagnosticada con una lesión tumoral tipo meningioma quístico manejada en nuestro servicio de neurocirugía.

Palabras clave: meningioma, lesión quística, tumores intracraneales, meningioma quístico.

 

Abstract

Cystic meningiomas are uncommon tumors easily confused as cystic-component glial tumors or metastases. There is controversy regarding about cyst wall origin. Magnetic resonance has improved diagnosis showing dural adhesion of the tumor. We report a case of a patient diagnosed with a cystic meningioma tumor, treated in our neurosurgical service.

Key words: meningioma, cystic lesion, intracranial tumors, cystic meningioma.

 

________________________________________________________________________________

 

Introducción

Los meningiomas son los tumores más comunes del sistema nervioso y mas frecuentes en mujeres. Aproximadamente entre el 70 al 80% de los meningiomas espinales ocurren en pacientes femeninas. La mayoría de los meningiomas son probablemente de crecimiento benigno, pero un numero variable de tumores muestra un comportamiento agresivo fenotípicamente e histológicamente. La clasificación de la Organización Mundial de la Salud los distingue en Grado I, Grado II (atípicos) y grado III o anaplásicos. Los tipos de meningiomas meningoteliales, fibroblásticos, transicionales, psammomatoso, angiomatoso, microquístico, secretorio, limfoplasmocítico y variantes metaplásicas son benignos.1

 

Los meningiomas quísticos son raros, representan entre el 2 al 4% de todos los meningiomas intracraneales. Predominan en la quinta y sexta década de la vida, en la raza negra y en el compartimiento supratentorial. Estas lesiones pueden parecer metástasis, hemangioblastomas, neuroblastomas y tumores gliales con componentes quísticos (glioblastoma multiforme o astrocitoma quístico) y, ocasionalmente, solo el examen patológico final definirá el diagnóstico. El conocimiento de estas lesiones es importante para el neurocirujano.2

 

Reporte de caso clínico

Paciente femenina de 52 años, ama de casa, quien comienza 4 meses antes de la consulta con cefalea bitemporal intermitente acompañada de episodios de risa inmotivada. Es traída por familiares por presentar incremento de la cefalea y hemiparesia izquierda. Al examen físico se evidencia moria, hemiparesia izquierda 3/5, Babinski. Se decidió hospitalizar y realizar resonancia magnética cerebral que reveló lesión ocupante de espacio frontal parasagital de 4 x 6 cms, con diámetro que refuerza homogéneamente tras la administración de contraste.  Se observó formación quística peritumoral lateral a la porción sólida, colapso ventricular y herniación subfalcina. (Fig.  1A y 1B). Se adoptó la conducta quirúrgica realizándose exéresis macroscópica total (Simpson II). El estudio  anatomopatológico informó meningioma transicional. La paciente presento evolución satisfactoria y fue enviada a casa a los 5 días del posoperatorio.

 

Discusión

Los meningiomas son los tumores mas representativos de la historia neuroquirúrgica.3 Tienen su origen histológico en las leptomeninges y usualmente son sólidos, siendo rara la variedad quística de presentación, con  una representación entre el 2 al 4% de los meningiomas. La etiología de los meningiomas quísticos no es clara. Es probable que el progresivo deterioro neurológico observado en los pacientes sea debido al crecimiento del  componente quístico. Penfield fue el primero en describir la formación quística de un meningioma2 En la serie de Cushing y Eisenhardt reportaron, en su serie de meningiomas, que esta variedad representa el 4.2% del total de los tumores.2

 

Figura 1A y B. Resonancia magnética simple y contrastada de Cerebro que muestra lesión ocupante de espacio frontal parasagital de 4x6 cm. con diámetro que refuerza homogéneamente tras la adminitración de contraste. Se observa formación quística peritumoral lateral a la porción sólida, colapso ventricular y herniación subfalcina.

 

Rengachary describe dos clases de quistes: los intratumorales y los peritumorales.2 Los quistes intratumorales son raros y son producidos por cambios degenerativos, secretorios, necrosis, isquemia/hemorragia y desmielinización causada por el edema en la materia blanca y déficit de perfusión tisular. Los quistes peritumorales son grandes, generalmente uniloculares y contienen fluido xantocrómico con un alto contenido proteico. Se piensa que esto es el resultado de una respuesta glial a la presencia del meningioma o como una  etapa final del intenso edema peri tumoral secundario a cambios hidrodinámicos, desmielinización o hemorragias.4 En nuestro paciente el fluido del quiste era xantocrómico.

 

Algunos autores sugieren que el término meningioma quístico debe limitarse a aquellas lesiones con un quiste dentro del tumor, y el término meningioma, con quiste asociado a tumores con lesiones quísticas satélites.5 Se ha propuesto también que las paredes del quiste están compuestas de células neoplásicas meningoteliales; por  otro lado se ha determinado que las paredes quísticas extratumorales están conformadas de parénquima cerebral y proliferación de células gliales confirmada por la presencia de proteína acidita glial fibrilar.6 Algunos autores han  sugerido la remoción total del tumor, incluyendo las paredes quísticas, debido a que la escisión completa de las paredes del quiste minimizarían la recurrencia de la tumoración de estirpe benigna.7

 

La localización más frecuente de los meningiomas quísticos es sobre la convexidad cerebral, la región parasagital es la segunda de localización mas frecuente. La presencia de un tumor quístico en una localización típica de meningioma puede ser de ayuda diagnóstica, pero la observación de una extensa área de contacto dural puede  ser también de gran valor. La resonancia magnética es adecuada para la diferenciación de meningiomas quísticos, debido a que puede ayudar a identificar la adhesión  dural y la interfase entre el tumor, el quiste y el cerebro.

 

Conclusión

Los meningiomas quísticos constituyen un tumor infrecuente en la práctica neuroquirúrgica. Cuando estamos investigando un tumor quístico intracraneal debe tenerse en cuenta esta patología como diagnóstico diferencial. La exéresis, cuando sea posible, debe ser total, el examen patológico cuidadoso y el seguimiento clínico e imagenológico por un tiempo prolongado.

 

Referencias

1. Simon M, Bostrom J, Hartmann C. Molecular genetics of meningioma: from basic research to potential clinical applications. Neurosurgery 2007 60: 787-798

 

2. Nigri W, Alcaraz R, Salinas O, Olivetti M, Gonza H, Avataneo D. Meningioma quistico, Un desafío diagnóstico. Rev Argent. Neuroc. 2004, 18: 111-114

 

3. Mena I, Noboa CA, Leone-Stay G, Vasconez JV, Cardenas- Mena B. Meningiomas: unusual forms of intracranmeal neoplasms. Rev Neurol 1998; 27: 50-55

 

4. Maiuri F, Benvenuti D, De Simeone MR, Cirillo S, Corriero G, Giamundo A: Cystic lesions associated with meningiomas. Surg Neurol 1986 26:591–597

 

5. Fortuna A, Ferrante L, Acqui M, Guglielmi G, Mastronardi L: Cystic meningiomas. Acta Neurochir (Wien) 1988 90:23–30.

 

6. Umansky F, Pappo I, Pizov G, Shalit M: Cystic changes in intracranial meningiomas: A review. Acta Neurochir (Wien) 1988 95:13–18

 

7. Ruelle A, Mariotti E, Boccardo M: “True” cystic meningiomas. J Neurol Neurosurg Psychiatry 1985 48:716–718

 

8. Parisi G, Tropea R, Giuffrida S, Lombardo M, Guiffre F: Cystic meningiomas: Report of seven cases. J Neurosurg 1986 64:35–38

 

9. Dell S, Ganti SR, Steinberger A, McMurtry J III: Cystic meningiomas: A clinicoradiological study. J Neurosurg 1982 57:8–13.

   
  

Editora: Dra.  Rocío Santibáñez

Dirección: Clínica Kennedy, Sección Gamma, Oficina 102.

CONTÁCTENOS

Guayaquil, Ecuador