Volumen 15, Número 2-3, 2006

 
Página principal
  
Presentación
  
Equipo directivo y comité científico
  
Información para los autores
  
INDICE
    
Revistas Anteriores
  
Envío de artículos
  
Enlaces a revistas médicas
  
Congreso virtual de neurología
  
Sociedad Ecuatoriana de Neurología

              SECCIÓN HISTÓRICA              

 

James Parkinson (1755 – 1824) y su parálisis agitante

Dra. Rocío Santibáñez Vásquez1

 

James Parkinson fue un pionero de la neurología clínica. Nació el 11 de abril de 1755 en el distrito de Hoxton, Londres. Su vida fue ejemplo de la versatilidad que caracterizó al ejercicio profesional de la época. Fue hijo de un boticario-cirujano, y vivió y practicó la medicina en su propia casa. Cuando tenía 20 años estudió en la Escuela de Medicina del Hospital de Londres por 6 meses; luego, se volvió aprendiz de su padre durante 6 años. Y, más tarde, a los 29 años (1784), se calificó como cirujano. Estudió latín, griego, filosofía natural y taquigrafía, lenguas y disciplinas a las que consideró herramientas básicas para un médico. Aproximadamente siete años antes, el 28 de octubre de 1777, asistió a su padre en la resucitación de un individuo de Hoxton que se había colgado a sí mismo, y recibió por ello una medalla de la Royal Humane Society.

 

Entre sus pasatiempos estuvieron la geología y la paleontología. Llegó a contar con una de las colecciones más importantes de fósiles de Gran Bretaña. Entre 1804 y 1811 publicó, en tres volúmenes, la obra Organic Remains of a Former World, en la que -se dice- trató de ofrecer una primera explicación científica acerca de los fósiles. James Parkinson es reconocido como el fundador de la paleontología científica. Fue uno de los trece fundadores de la Sociedad Británica de Geología.
 

Después de la muerte de su padre en 1784, Parkinson ejerció la medicina en Hoxton Square. En 1785 asistió a un curso impartido por el célebre cirujano John Hunter sobre la teoría y la práctica quirúrgicas. Durante más de 25 años fue médico de la Holly House, un manicomio privado de 118 camas, también en Hoxton. Escribió sobre varios tópicos; entre ellos, los siguientes: efectos de los relámpagos; distinción entre desórdenes de la memoria, disfasia y verdadera demencia; educación de los estudiantes de medicina y farmacia; y una pequeña monografía médica titulada Observaciones sobre la Naturaleza y Cura de la Gota (1805).
 

Fue, además, un pionero del cuidado infantil: defendió el bienestar, la protección y la seguridad de los infantes. Escribió acerca de la resucitación de los niños rescatados de ahogarse, así como sobre los primeros auxilios en niños con traumatismos. Describió la fisiopatología y la patología de la apendicitis en niños; y escribió sobre la rabia en ese grupo de edad, resaltando la existencia del riesgo de muerte, aun en el caso de que el perro atacante no tuviere síntomas clínicos de dicha enfermedad. Asimismo, es reconocida su contribución sobre las lesiones eléctricas por rayos, alrededor de las cuales describió una forma inusual de parálisis muscular, que luego se denominó keraunoparálisis.

 

Ejerció la presidencia de la Asociación de Farmaceutas por dos años; y, en 1822, recibió la Medalla de Oro del Colegio Real de Cirujanos.
 

Fue un reformista social controvertido y un activista político partidario de los principios de la Revolución Francesa. Le era muy difícil mantenerse en silencio frente al sufrimiento de la gente, y se convirtió en un abogado de los desvalidos. Vivió durante el reinado del Rey Jorge III, en una época donde el estándar de vida iba declinando como resultado de la guerra y del alza de impuestos.

 

Bajo el seudónimo de “Viejo Hubert” escribió algu- nos panfletos altamente críticos con el sistema político, y defendió la reforma del Parlamento en pro de la representatividad y el sufragio universal. También resaltó ciertas condiciones sociales respecto de la pobreza, la injusticia de los impuestos y los salarios; el encarcelamiento indebido, la deplorable situación de las prisiones, la educación para los pobres, y el cuidado de los ancianos y discapacitados. Todo, en una época en la que no había libertad de expresión y predominaba el temor a ser acusado de traición.
 

Por sus actividades políticas, Parkinson jugó un papel importante en la investigación de una supuesta conspiración para asesinar al Rey Jorge III (le habían disparado un dardo envenenado desde algún lugar de un teatro), por la que fueron acusados varios miembros de la Corresponding Society de Londres. Asumiendo el riesgo de ser también procesado por actuar y escribir en contra de la monarquía, durante el juicio, Parkinson fue el testigo de la defensa. Todos los acusados salieron libres.
 

James Parkinson contrajo matrimonio con Mary Dale en 1781. Tuvieron seis hijos. Uno de ellos, John William Parkinson, también fue médico y continuó la práctica profesional en Hoxton.
 

El trabajo médico más conocido de Parkinson fue “An Essay on the Shaking Palsy” (Ensayo sobre la Parálisis Agitante), de 1817. Fue la primera persona en describir la condición que hoy se considera una enfermedad y lleva su nombre. Se basó en la observación de seis casos vistos en su práctica privada y en sus caminatas por el vecindario, a los que denominó “parálisis agitante.” Admitió que no había realizado una investigación exhaustiva y rigurosa, ni exámenes anatómicos. Para él, se trataba de manifestaciones caracterizadas por “Movimientos involuntarios de carácter tembloroso, con disminución de la fuerza muscular que afectan a partes que están en reposo y que incluso provocan una tendencia a la inclinación del cuerpo hacia delante y a una forma de caminar a pasos cortos y rápidos. Los sentidos y el intelecto permanecen inalterados.”
 

Esa obra de Parkinson permaneció en el olvido por mucho tiempo. Fue el famoso médico francés Jean Martin Charcot, sesenta años después, quien realmente reconoció el trabajo y llamó Enfermedad de Parkinson a la condición descrita.

 


Bibliografía
1. McCall Bridget. Dr. James Parkinson 1755-1824. Parkinson’s Disease Society of the United Kingdom Information Sheet http://www.parkinsons.org.uk Agosto 2006.
 

2. Pearn J, Gardner-Thorpe C. James Parkinson (1755- 1824): a pioneer of child care. J Paediatr Child health 2001; 37: 9-13.
 

3. Fresquet Febrer J. James Parkinson (1755-1824). Instituto de Historia de la Ciencia y Documentación. Universidad de Valencia. http://www.historiadelamedicina.org/parkinson.htm Agosto 2006.

 

4. James Parkinson, Member of the Royal College of Surgeons. An Essay on the Shaking Palsy. J Neuropsychiatry Clin Neurosci 14:2, Spring 2002.
 

5. Cherington M. James Parkinson. Links to Charcot, Lich- Lichtenbergh and Lightning. Arch Neurol 2004; 61: 977.
 

6. Horowski R, Horowski L, Vogel S. An essay on Wilhelm von Humboldt and the shaking palsy: first comprehensive description of Parkinson’s disease by a patient. Neurology 1995; 45: 565-568..

 

   
  

Editora: Dra.  Rocío Santibáñez

Dirección: Clínica Kennedy, Sección Gamma, Oficina 102.

CONTÁCTENOS

Guayaquil, Ecuador