UNERA - Unidad de Enfermedades Reumáticas y Autoinmunes

Protocolos de Manejo de Artritis Reumatoide

Dr. Luis Zurita - Dr. Claudio Galarza

Clasificación de la AR de acuerdo al tiempo de evolución

 

1.      Artritis Reumatoide de inicio temprano, cuando tenga menos de 6 meses de evolución

2.      Artritis Reumatoide Intermedia, cuando tenga más de 6 meses y menos de 2 años

3.      Artritis Reumatoide establecida o tardía, cuando tenga más de 2 años

 

Cada uno de estos grupos pueden subclasificarse de acuerdo a la presencia de parámetros de mal pronóstico en:

 

1.      Artritis Reumatoide de inicio temprano

-Con parámetros de mal pronóstico

-Sin parámetros de mal pronóstico

2.      Artritis Reumatoide de Inicio Intermedio

-Con parámetros de mal pronóstico

-Sin parámetros de mal pronóstico

3.      Artritis Reumatoide Establecida

-Con parámetros de mal pronóstico

-Sin parámetros  de mal pronóstico

 

Parámetros de mal pronóstico en AR : La combinación de los factores mencionados a continuación se relacionan con un peor pronóstico en pacientes con AR, y con evolución radiológica agresiva, por lo que se justifica iniciar tempranamente tratamiento con agentes biológicos.

 

 

Evaluación clínica, funcional y radiográfica de la artritis reumatoide

 

Recomendamos que el  mínimo de parámetros que se debe medir en todos los pacientes para evaluar la actividad de la enfermedad y  poder determinar sobre bases objetivas si se ha conseguido el objetivo terapéutico, estas son:

 

1.- El número de articulaciones dolorosas e inflamadas

2.- El dolor evaluado por el paciente mediante una escala visual analógica (EVA)

3.- La evaluación general de la enfermedad efectuada de forma independiente por el         

      Medico y el paciente, usando igualmente la EVA.

4.- Los reactantes de fase aguda: velocidad de sedimentación globular (VSG) y concentraciones de proteína C reactiva.

 

Es aconsejable la evaluación de la capacidad funcional mediante el HAQ (Health Assessment Questionnaire) de 20 ítems (144), aunque otros cuestionarios también pueden ser útiles, así como realizar una evaluación periódica del daño estructural. A este respecto se recomienda realizar una radiografía de manos y pies, así como de cualquier otra articulación especialmente afectada, cada año durante los primeros 3 o 4 años de evolución de la enfermedad, o cuando se inicie tratamiento con algún agente biológico. Además de su lectura cualitativa habitual, se recomienda utilizar un método cuantitativo simplificado como el SENS (Simple Erosion Narrowing Score), que evalúa la presencia o ausencia de erosiones en manos y pies (145).

 

Cada decisión terapéutica debe precederse de una evaluación de la respuesta al tratamiento actual, obtenida preferentemente mediante determinación de los elementos que forman el DAS28: número de articulaciones dolorosas y tumefactas (sobre 28 articulaciones), VSG y evaluación global de la enfermedad efectuada por el paciente. En tanto no se haya conseguido el objetivo terapéutico expuesto en el siguiente apartado, las evaluaciones deberán realizarse al menos cada 3 meses. Una vez conseguido dicho objetivo, este intervalo puede ampliarse, pero se recomienda que no sea superior a 6 meses.

 

Objetivo terapéutico en la artritis reumatoide

 

En ausencia de curación, que por ahora no podemos lograr en  AR, el objetivo del tratamiento es conseguir la remisión de la enfermedad, lo que sin duda ahora es posible en una proporción importante de pacientes. En aquellos pacientes en los que no es posible conseguir  una remisión, como alternativa se debe aspirar a obtener una baja actividad clínica.

 

La remisión la definimos como un DAS 28 <2.6, y la baja actividad como un DAS 28 < 3.2, pero superior a 2.6.

 

En pacientes con DAS 28 > 3.2 y que estuvieren usando un agente biológico por más de 3 meses, es aconsejable cambiarlo por otro biológico, pues la utilización de estos fármacos exige una  eficacia terapéutica, que asegure lo no progresión de la enfermedad.

 

En el análisis del problema terapéutico que representa la AR, consideramos que,  es aconsejable diferenciar la situación de los pacientes con AR de inicio reciente o que no han sido tratados con DMAR de los demás enfermos con AR previamente tratados, con estos agentes. Por ello la estrategia terapéutica en estas dos situaciones se expone por separado.

 

INTRODUCCIÓN  |  CONTENIDO  |  AUTORES  |  BIBLIOGRAFÍA

 

Información de los Autores

 

Dr. Luís Zurita Gavilanes

Consultorio Sur: Centro Médico Alcívar No. 4. Coronel 2207 y Cañar. Of 10 y 11.
Teléfonos: (5934) 2337330-3    

Consultorio Norte: Centro de Diagnóstico Médico Gamma CLÍNICA KENNEDY Av. 10a y Callejón 11 - A, N.O. Of. # 105.
Teléfonos: (5934) 2397438 - 2397439 
E-mail: info@artritisylupus.com

Guayaquil, Ecuador.

 

Dr. Claudio Galarza Maldonado

Consultorio: Hospital Monte Sinaí, Miguel Cordero 611 y Av. Solano.

Teléfono: (5937) 2885595

E-mail: claudiogalarza@hotmail.com

Cuenca, Ecuador.

›Diseñado por www.medicosecuador.com