ÍNDICE

 

811. COMO SE PRESENTAN LAS LESIONES AMEBIANAS EN EL INTESTINO GRUESO ?

 

Las lesiones colónicas producidas por la ameba histolytica son diversas. El distinto calibre a lo largo de su trayecto, el aspecto de la mucosa y el grosor de sus paredes dependen de: la edad, estado nutricional y tipo de alimentación. Se pueden encontrar laceraciones, ulceraciones, perforaciones y formación de granulomas, que dependen de la actividad del parásito y de las condiciones del huésped.

 

La colitis amebiana es la inflamación de la mucosa colónica que puede llegar a lacerarse. Pueden existir pequeñas hemorragias según el área afectada y las condiciones del paciente. Es más frecuente su localización en el recto, sigma y colon descendente, de ahí que los términos proctocolitis amebiana, rectocolitis amebiana o proctoenterocolitis amebiana sean muy usados y con ellos se pretende delimitar los segmentos afectados. El transverso, ascendente y ciego no están exentos de irritaciones o laceraciones. En este caso las hemorragias tienen otras características en cuanto al color y apariencia. Ya no son de color rojo rutilante como las de segmentos bajos en los que además existe síntomas de tenesmo e irritación que causa dolor tipo cólico con retortijones importantes. En este caso las heces contienen sangre digerida de aspecto melenoidea.

 

Las ulceraciones de la mucosa colónica es la siguiente etapa de una colitis no diagnosticada oportunamente, o incorrectamente tratada. Son lesiones graves, sangrantes y existen reacciones inflamatorias que cursan con eliminación de heces con sangre y moco. El recto y el sigma son mas resistentes a ulcerarse en comparación con el ciego o el colon ascendente.

La perforación intestinal se caracteriza por una pérdida de la continuidad desde la mucosa hasta la serosa. La primoinflamación y laceración han progresado hasta alcanzar la serosa; en este proceso existe una enfermedad que ha ido complicándose, dando lugar a graves peritonitis y sépsis.

 

La formación de granulomas se realiza a partir de pequeñas ulceraciones sin que estas evolucionen siempre hacia la perforación. Se pueden formar "amebomas" o tumoraciones localizado en cualquier segmento del intestino grueso, pero con mayor frecuencia en el ciego. Esta característica y lo dificultoso de realizar una colonoscopía en comparación a la simple rectosigmoideoscopía, conlleva a que existan lesiones que en ocaciones no han sido detectadas. Recomendamos realizar estudios radiograficos abdominales simples en los que se pueden visualizar estas neoformaciones. La sospecha diagnóstica debe completarse con la realización de pruebas serológicas.

 

Dirección: Hospital Clínica Kennedy Alborada. Calle Crotos y Av. Rodolfo Baquerizo. Torre Norte. Oficina # 210. 

Teléfono: (593-4) 223 9371  Celular: 099 774 261 (Movistar) / 094 012 161 (Porta)

Guayaquil - Ecuador

  Copyright © Todos los derechos reservados, prohibida su reproducción parcial o total si autorización.

Diseño y marketing por www.medicosecuador.com