ÍNDICE

 

806. EXISTE HEPATITIS CAUSADA POR AMEBAS HISTOLYTICAS ?

 

La hepatitis es una patología que cursa con grados variables de inflamación hepática. Puede ser de origen bacteriano o viral. Ocasionalmente y en forma grave puede existir una hepatits viral junto a un absceso hepático amebiano pero se trata de dos patologías diferentes. El absceso hepático amebiano es causado solamente por amebas histolyticas. Cuando además de ellas se encuentra otros micro organismos como bacterias, el cuadro clínico es más agudo y la enfermedad más agresiva.

 

Antes de que se constituya el absceso hepático amebiano, existe cierto grado de inflamación no siempre demostrable clínicamente. Tampoco es demostrable que haya existido una inflamación hepática crónica antes de que se produzca un absceso por esta causa. Las lesiones hepáticas tienden a focalizaciones en el área postero externa del lóbulo derecho, causan gran destrucción tisular y existe la presencia de colecciones de aspecto achocolatado. Aún en abscesos muy grandes con destrucción importante del parénquima hepático, la restitución con tratamientos adecuados, es completa. La curación "and integrum" se cumple por la capacidad de regeneración del tejido hepático que aún con un sesenta a setenta por ciento de compromiso y afectación realiza sus funciones en forma aceptable. Sin embargo en cuanto a su aspecto morfológico y macroscópico, tarda en volver a la normalidad

 

Lo que en cierto momento se dio en llamar una "hepatitis crónica supurativa" no fue siempre demostrable histológicamente. Las "hepatitis amebianas agudas" pueden presentarse como un paso anterior a la formación del absceso hepático amebiano, demostrable en el examen histopatológico.

 

La afirmación de que se presentan secuelas crónicas por una hepatitis posterior a un absceso hepático amebiano, hay que considerarlo con reservas. Recordemos que la ameba histolytica o es un comensal que vive dentro de nosotros sin producir daño, o bien invade el intestino y se colecciona en otros órganos como hígado, pulmones, bazo o cerebro. Es evidente que existe una alteración inflamatoria previa a la formación del absceso hepático ainebiano y aún después del tratamiento debe pasar un tiempo hasta que el tejido hepático se encuentre dentro de límites normales, pero llamar hepatitis a este tipo de alteración no parece adecuado.

 

Dirección: Hospital Clínica Kennedy Alborada. Calle Crotos y Av. Rodolfo Baquerizo. Torre Norte. Oficina # 210. 

Teléfono: (593-4) 223 9371  Celular: 099 774 261 (Movistar) / 094 012 161 (Porta)

Guayaquil - Ecuador

  Copyright © Todos los derechos reservados, prohibida su reproducción parcial o total si autorización.

Diseño y marketing por www.medicosecuador.com