ÍNDICE

 

820. QUE PAPEL DESEMPEÑA LA FLORA BACTERIANA EN EL COLON ?

 

Las bacterias viven y han evolucionado con el hombre desde hace miles de años. En condiciones normales en el organismo humano habitan gran cantidad de ellas; más del 95% se asientan en el colon. En segmentos intestinales altos la concentración bacteriana es escasa por la acción del jugo gástrico, encontrándose aproximadamente 1.000 por mililitro en el estómago; en el intestino delgado se las encuentra a 104, el ileo terminal 107 y en el colon a 1011 a 1012 por mililitro. El ciego y colon ascendente con pH de 5,5-6,5 con predominio de actividad sacarolítica y producción de ácidos grasos de cadena corta, presentan un crecimiento bacteriano rápido. En el colon izquierdo con pH neutro existe predominio de la actividad proteolítica de detritus celulares y presentan por lo tanto un crecimiento bacteriano más lento. Por esto no es igual la composición bacteriana en los diferentes segmentos del intestino grueso.

 

La flora bacteriana es un ecosistema interrelacionado e interdependiente; de gran diversidad, que tarda en los niños unos dos años hasta instaurarse para luego mantenerse toda la vida. Unas viven de lo que producen otras y esto beneficia la proliferación de terceras. En el hombre inicialmente se coloniza el intestino con cepas aeróbicas que consumen el oxígeno del ambiente especialmente enterobacterias como E. Cali y especies de Lactobacillus, luego hay predominio de anaerobias obligatorias como: Bacteroides, Clostridios Eubacterias y Bilidobacterias. No existe un patrón común en lo que guarda relación a la flora humana. El análisis del genoma bacteriano demuestra que cada individuo tiene cepas genéticamente diferentes a otros, sin embargo su acción metabólica es parecida puesto que se realizan sobre sustratos presentes en la luz intestinal.

 

Son cuatro las principales funciones de la flora bacteriana en el colon:

 

1) Produce fermentación de sustratos no digeridos y del moco exógeno consiguiendo de esta manera recuperar la energía metabólica en forma de sustratos absorbibles. Promueve la proliferación y crecimiento de la población de microorganismos. Las bacterias sintetizan vitaminas del grupo B, vitamina K (que se absorbe más en ciego y colon ascendente) y aceleran la absorción de iones como el calcio, magnesio y hierro.

 

2) En el colon existe una degradación anaeróbica de péptidos y proteinas que causan putrefacción. Se da lugar así a la formación de ácidos grasos de cadenas cortas que son beneficiosos como fuente de energía del epitelio del colon. Intervienen además en la regulación del metabolismo de la glucosa, favoreciendo la sensibilidad celular a la insulina pudiendo prevenir insulino-resistencias y diabetes no insulino­dependientes. Se generan compuestos tóxicos como amino-ácidos ramificados, radicales amonio, indoles y fenoles.

 

3) Previene la invasión de organismos patógenos puesto que ocupan los nichos ecológicos y receptores epiteliales accesibles, consumiendo y agotando sus recursos. Este efecto barrera se complementa con el control del pH para que se tome favorable para las bacterias estables, de esta manera se logra impedir el asiento de bacterias invasoras y oportunistas. Se ha descrito las bacteriocinas producidas por ciertas especies de bacterias que tienen efecto bactericida contra las patógenas. La producción de fucosa que puede favorecer el desarrollo de bacterias patógenas es también controlado por la flora bacteriana normal que cubre sus necesidades, impidiendo de esta manera la sobre producción favorecedora del crecimiento de bacterias enteropatógenas.

 

4) La flora interviene en el desarrollo y maduración del sistema inmune relacionado y asociado al sistema gastrointestinal que es la superficie más amplia de contacto con el exterior. En la mucosa gastrointestinal se producen en forma mayoritaria las inmunoglobulinas. Así la exposición a antígenos por vía digestiva induce tolerancia, efecto que no se observa en animales de experimentación que han sido desarrollados en condiciones de asepsia total (gnobióticos axénicos o germ-free). En ellos el contagio por mínimo que sea causa la implantación de cualquier germen infeccioso.

 

La convivencia de estos microorganismos todos biológicamente activos, han mantenido un equilibrio huésped- bacteria que puede alterarse por las causas mencionadas. En la actualidad esta claro que la disfunción bacteriana esta en relación directa con el aumento de enfermedades como la diabetes tipo 2, el cáncer de colon, la encefalopatía hepática, las diarreas inducidas por el uso indiscriminado .le antibióticos y las enfermedades inflamatorias intestinales.

 

Dirección: Hospital Clínica Kennedy Alborada. Calle Crotos y Av. Rodolfo Baquerizo. Torre Norte. Oficina # 210. 

Teléfono: (593-4) 223 9371  Celular: 099 774 261 (Movistar) / 094 012 161 (Porta)

Guayaquil - Ecuador

  Copyright © Todos los derechos reservados, prohibida su reproducción parcial o total si autorización.

Diseño y marketing por www.medicosecuador.com