ÍNDICE

 

506. PRUEBAS DE FUNCIÓN HEPÁTICA EN LA AMEBIASIS

 

Existen múltiples pruebas biológicas que evalúan la función hepática. La elevación de las Transaminasas Oxalacética y Pirúvica indican inflamación y destrucción celular hepática. No necesariamente se elevan cuando existe un absceso hepático amebiano pero sí cuando existen otros procesos ocupativos e incluso inflamatorios que afectan a este órgano.

 

Los niveles altos de Fosfatasa Alcalina pueden relacionarse con abscesos hepáticos amebianos o procesos de colestasis u ocupación intrahepática, sean de origen benigno o maligno. Valores superiores a las 15 unidades Bodonsky (normal hasta 7) sugiere que la función hepática está alterada o que existe un obstáculo al drenaje biliar. No es una prueba específica para diagnosticar la amebiasis a pesar que en abscesos hepáticos amebianos los valores generalmente se encuentran altos. Se ha visto que más del ochenta por ciento de pacientes con abscesos hepáticos amebianos tienen niveles altos de fosfatasa alcalina.

 

Si encontramos cifras bajas de Ceruloplasmina en niños con amebiasis, debemos considerar que la disminución de los niveles séricos de esta enzima indican un defecto congénito hepático, relacionado a un déficit hereditario de tipo autonómico recesivo en su síntesis (valor normal= 23-44mg/dI) además de un aumento de los niveles de cobre en los tejidos. Su acúmulo en el hígado producirán cirrosis hepática hipertrófica. En el resto del organismo por acción del cobre se presenta un bloqueo de enzimas tubulares renales que traen como resultado aminoacidurias, hiperinsulinismo y transtornos del metabolismo de los hidratos de carbono. También por acción de este metal se producirá un deterioro psicológico y se presentará una pigmentación obscura de toda la piel en especial en niños.

 

La Gama-Glutamil-Transpeptidasa, es una enzima que reacciona mejor y más específicamente que otras en la amebiasis hepática. Su elevación sin embargo esta presente en otras afecciones hepáticas tales como colangitis, hepatitis virales, hepatitis por tóxicos, hepatitis bacterianas y colangitis en general. La Gama-Glutamil-Transpeptidasa se encuentra en la mucosa duodenal, páncreas, riñones, pero su localización más importante es en el hígado y específicamente en el interior de las células de Kupffer, endotelio de los espacios periportales, epitelio de conductos biliares y citoplasma del hepatocito. Esta enzima se elimina primero por la bilis y luego por la sangre.

 

El aumento de la Gama-Glutamil-Transpeptidasa en casos de abscesos hepáticos amebianos, se debe a la destrucción celular intrahepática y por los canalículos biliares y pequeños vasos llega a la circulación general. De ninguna manera esto equivale a decir que siempre que se encuentren valores elevados de Gama-Glutamil-Transpeptidasa es porque existe un absceso hepático amebiano. Sin embargo es una prueba útil para estudiar la involución de la enfermedad y tiene por tanto valor pronóstico más que diagnóstico.

 

Además de las pruebas antes mencionadas, existen otras que se consideran valiosas para evaluar la función del hígado afectado por la ameba.

 

La retención de la Bromosulfontaleina usada durante mucho tiempo y que la describimos como parte del estudio de función hepática, cuando se encuentra en cifras del veinte por ciento, demuestra un congestionamiento o bien es la consecuencia de una área hepática ocupada y con dificultad para su normal funcionamiento. Mientras más grandes sean los abscesos hepáticos de cualquier etiología mayor será la retención de esta enzima. Si los daños hepáticos progresan hacia la compresión de los canalículos biliares, la determinación de los niveles séricos de las Bilirrubina será otro de los valores que se van a elevar.

 

La enzima Ribonucleasa también esta alta en los abscesos hepáticos amebianos. El tiempo de coagulación se altera si existe daño en el parénquima hepático, así un tiempo prolongado conllevan riesgo de sangrado en ulceraciones de localización colónica.

 

Dirección: Hospital Clínica Kennedy Alborada. Calle Crotos y Av. Rodolfo Baquerizo. Torre Norte. Oficina # 210. 

Teléfono: (593-4) 223 9371  Celular: 099 774 261 (Movistar) / 094 012 161 (Porta)

Guayaquil - Ecuador

  Copyright © Todos los derechos reservados, prohibida su reproducción parcial o total si autorización.

Diseño y marketing por www.medicosecuador.com