ÍNDICE

 

416. EXISTEN DIARREAS QUE SON CAUSADAS POR EL USO INCORRECTO DE ANTIBIÓTICOS ?

 

Efectivamente existe esa posibilidad por el uso excesivo o innecesario de antibióticos orales de amplio espectro. En los últimos años se ha generalizado su prescripción por causas muchas veces injustificadas. Esto trae como consecuencia que ciertas cepas de micro organismos se hayan hecho resistentes a algunos antibióticos. Cuando se usa la vía oral se destruye también la flora intestinal normal y las diarreas pueden aparecer, puesto que se altera la simbiosis que existe en el organismo entre bacterias saprofitas que desempeñan un importante papel en procesos digestivos y que también son destruidas por acción de los antibióticos de amplio espectro.

 

Cuando hablamos de diarreas con afectación del colon por la administración de antibióticos, debemos necesariamente referirnos a la "Colitis Psedomembranosa". Esta enfermedad causada por el "Clostridium Difficile" (bacilo anaerobio) puede afectar el colon de personas que por diferentes razones han recibido antibióticos. Esta bacteria produce dos toxinas, la Citotoxina y la Enterotoxina. Se ha comprobado que la eritromicina y la vancomicina son los antibióticos que en menor porcentaje presentan como efecto indeseable esta alteración colónica, pero; prácticamente todos los antibióticos, incluso ciertos derivados imidazólicos, pueden ser causantes de una Colitis Pseudomembranosa; patología no frecuente pero grave.

 

Estos pacientes que tienen diarreas después de la ingesta de algún antibiótico puede presentar molestias a las pocas horas, incluso hasta un mes más tarde de abandonar su uso.

 

El cuadro clínico se caracteriza por deposiciones diarreicas frecuentes, con o sin eliminación de sangre, dolor abdominal difuso y distensión abdominal. Si la enfermedad progresa aparecerá fiebre, malestar general, decaimiento, deshidratación y en los casos mas graves, shock y muerte en especial si ha progresado hacia el colon tóxico, perforación intestinal y peritonitis no tratadas oportunamente. Ante la sospecha de un colon tóxico, se puede en ciertos casos realizar una rectosigmoideoscopía o colonoscopía. Así se visualizaran lesiones inflamatorias que sangran con facilidad, presencia de placas amarillentas o blanco grisáceas que se adhieren a la mucosa y que dan el nombre a la enfermedad. Existen otras formas clínicas caracterizadas por la presencia  de áreas colónicas con mucosa de aspecto normal que alternan con zonas alteradas por las lesiones antes mencionadas.

 

El tratamiento en los casos no complicados esta orientado a mantener al paciente estable. Si existe la evidencia de un colon tóxico, perforación y peritonitis, el paciente deberá ser intervenido quirúrgicamente de urgencia para realizar limpieza de la cavidad, resecciones, colectomías o colostomías dependiendo del caso. En el postoperatorio debe monitorizarse para proteger al paciente de otras complicaciones, especialmente sépticas.

 

 

Dirección: Hospital Clínica Kennedy Alborada. Calle Crotos y Av. Rodolfo Baquerizo. Torre Norte. Oficina # 210. 

Teléfono: (593-4) 223 9371  Celular: 099 774 261 (Movistar) / 094 012 161 (Porta)

Guayaquil - Ecuador

  Copyright © Todos los derechos reservados, prohibida su reproducción parcial o total si autorización.

Diseño y marketing por www.medicosecuador.com