NOTICIAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La salud en la costa en terapia intensiva

 

El descalabro de los sistemas de salud en el país, principalmente en la costa  ecuatoriana  en las últimas décadas, es preocupante y alarmante. Las causas en este deterioro son la falta de programas preventivos contra enfermedades emergentes como: dengue, paludismo, leptospirosis, que en la última  estación  lluviosa produjo una gran epidemia de dengue y paludismo a lo largo y ancho de toda la costa ecuatoriana. Otro de los sistemas de salud afectados por esta crisis económica, son nuestros hospitales. El  hospital de la seguridad social ya no es el hospital que conocí, a comienzo de los años ochenta, donde por sus corredores limpios y bien mantenidos, transitaba un aroma de conocimientos impartidos por verdaderos maestro como, Carlos Nebel, Alberto Nuques Parra, Carlos Elizalde, lamentablemente  todos ellos fallecidos. Ahora da pena ver como este hospital que hace dos décadas fue un hospital escuela, hoy se encuentra abandonado a su suerte por  la falta de decisión  de las autoridades encargadas en  la modernización de este centro de salud.

 

El otro hospital dependiente del estado, es el Hospital Abel Gilbert Ponton, o también conocido como hospital del suburbio de Guayaquil. Hospital que también ha sufrido en carne propia, el abandono por parte de las autoridades de turno,  hospital que no ha sido tecnificado  acorde con los adelantos de este siglo, la autogestión no es suficiente para suplir todas las necesidades de este hospital como, la  implementación  con  equipos  de diagnóstico de punta ( tomografía computada, resonancia nuclear magnética, angiografía digital con substracción, ecografía doppler color etc ), con  todo este equipamiento en tecnología, los médicos ecuatorianos que somos muy capaces, podremos salir del subdesarrollo tecnológico  en que estamos y  poderles brindar una atención de primer nivel a los pacientes pobres de nuestro país.

 

Pero hay  un ofrecimiento formal en  campaña, por parte del actual concejal  Dr. Roberto Gilbert FebresCordero, de rescatar este hospital con el apoyo del Municipio.

 

Probablemente la labor altruista que cumplen los hospitales regentados por la Junta de Beneficencia de Guayaquil, se vea disminuida en el  espectro de acción a la comunidad, porque quieren suspender las intervenciones quirúrgicas complejas, como son las neuroquirúrgicas, cirugía de corazón , cirugía de transplante etc, lo que afectaría a los pacientes de escasos recursos que no pueden acceder a las clínicas y hospitales privados, estos hospitales  necesitan  de buenos administradores en salud –gerentes en salud-, modernizar  y privatizar algunos servicios,  que ya no existan  médicos adscritos o asociados, sino médicos contratados ganadores de concursos, llamar a concurso de méritos todos los puestos jerárquicos y darle un perfil  mas bajo al sindicato de empleados. Además el gobierno tiene que tomar cartas en el asunto, buscando caminos que socialicen la medicina en el país, pagarles un sueldo mas digno a los trabajadores de la salud, aumentar el presupuesto que se invierte en salud, para que todos los ecuatorianos tengamos acceso a una medicina de primer nivel con tecnología de punta, similar a los gobiernos monárquicos. Nuestro presidente un maestro y forjador de juventudes, tiene un reto cambiar el sistema obsoleto de salud por sistemas con rostro social y humano donde la desnutrición infantil, la mortalidad infantil  tienda  a  desaparecer  en  un futuro no muy cercano. 

 

 

 

 

 
 
OMNIHOSPITAL Ciudad del Sol, Av. Abel Romero Castillo Y Av. Juan Tanca Marengo, Torre Vitalis, 5to. piso, Of 506.
Teléfono: (5934) 6019346 Celular: 0999771761
Guayaquil, Ecuador.