NOTICIAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El médico clínico y la importancia de la primera consulta

 

El médico clínico internista, es el médico especialista que tiene una amplia gama de conocimientos médicos de las diferentes especialidades clínicas no quirúrgicas, que con sus eficaces pautas diagnóstica y terapéuticas, devuelven la salud al enfermo.

 

La solución de muchos problemas clínicos se fundamenta en la tecnología de punta (diagnóstico de laboratorio y por imagen), los que permiten acceder a los sitios más recónditos del cuerpo humano. Sin embargo las técnicas de laboratorio o el uso de los últimos tratamientos, no bastan por sí solas para llegar a un diagnóstico clínico certero y recuperar la salud, sino  va de la mano de  la participación de un médico clínico experimentado en la práctica médica, que  tomando decisiones, atando cabos sueltos y con su habilidad, extrae conclusiones, a partir de un conjunto de signos, síntomas y datos de laboratorio, determinando cuando un caso clínico amerita someterlo a tratamiento, o en su defecto, mantenerlo en observación.  

 

El llamado “arte de la medicina” es, precisamente, esta combinación del conocimiento médico del clínico, de la intuición y buen criterio clínico, y de la decisión exacta tomada en el tratamiento propuesto. 

 

El perfil del médico clínico, es el de poseer las habilidades técnicas, el conocimiento científico y el calor humano. El médico tiene que tener tacto, simpatía y comprensión, porque el paciente no es solo un conjunto de síntomas y signos, funciones alteradas, órganos dañados y emociones alteradas. Es un ser humano temeroso y esperanzado, que busca alivio, ayuda y confianza. El médico debe considerar a los pacientes, no como  “casos ” o “ enfermedades”, sino como individuos, con sentimientos , merecedores de un trato humano, independientemente de sus circunstancias personales o económicas.

 

Para el Colegio americano de medicina interna, las cualidades humanitarias que caracterizan al médico, son integridad, respeto y compasión. Su disponibilidad en todo momento, la manifestación de preocupación sincera y la voluntad de dedicarle al paciente el tiempo necesario para explicarle todos los aspectos de la enfermedad, procurando darle apoyo emocional, físico y espiritual.

 

En cuanto a la relación médico-paciente, comienza con el desarrollo de una relación personal entre el paciente y el médico. La eficacia del tratamiento guarda estrecha relación con el sentimiento de fe y confianza que el paciente pueda tener hacia al médico. Muchas veces, cuando hay confianza en el médico, sus palabras reconfortantes constituyen el mejor tratamiento.

 

Para concluir tomando la famosa afirmación del Doctor Francis Peabody, de mas de medio siglo atrás: La importancia de la relación personal e íntima entre el médico y el enfermo,  en un elevado número de casos, tanto el diagnóstico como el tratamiento, depende directamente de ella. Unas  de las características primordiales del clínico es su sentido de humanidad, ya que el secreto del cuidado del paciente estriba en interesarse por él.  

 

 

 

 

 
 

OMNIHOSPITAL Ciudad del Sol, Av. Abel Romero Castillo Y Av. Juan Tanca Marengo, Torre Vitalis, 5to. piso, Of 506.
Teléfono: (5934) 6019346 Celular: 0999771761
Guayaquil, Ecuador.