¿Te sientes mal?

Busca un profesional o empresa de salud

 

  

Publicidad

 
 

Artículos médicos

SÍNDROME DE APNEA / HIPOPNEA OBSTRUCTIVA DEL SUEÑO EN NIÑOS

El término Síndrome de apnea/hipopnea (SAHOS) obstructiva del sueño en niños implica un espectro de desordenes de la respiración asociados al sueño incluyendo el síndrome de resistencia de la vía aérea superior. La prevalencia de estas enfermedades no es conocida en forma exacta pero  va del 2% al 11%. Puede llegar a ser tan frecuente como el asma bronquial y cuando no es tratada adecuadamente se asocia a complicaciones como deterioro neurocognitivo, falta de crecimiento y en casos severos, cor pulmonar y muerte.

Sigue a medicosecuador.com en

La pico de prevalencia ocurre entre los 2 y 8 años que es la edad donde las amigdalas y adenoides están en mayor aumento.

Se define como SAHOS aquel desorden de la respiración durante el sueño caracterizada por obstrucción de la vía aérea parcial y/o completa ya sea intermitente y/o prolongada que altera la ventilación normal durante el sueño.

Los síntomas incluyen ronquido, pausas al respiración, ahogos que pueden ir asociados a enuresis, diaforésis, intranquilidad al dormir con problemas neurocognitivos durante el día. Hay que mencionar que los niños no tienen alteración importante de la arquitectura del sueño por lo tanto no tienen hipersomnolencia diurna excesiva, lo cual lo diferencia del adulto en donde este síntoma es cardinal.

Los niños con SAHOS son pacientes que consumen recursos de salud como lo demuestran estudios donde existe un aumento de consultas y visitas a salas de hospital; incluso existe un aumento de consultas por emergencia lo cual no se podido demostrar al momento la causa.

Existen factores de riesgo para tener esta enfermedad como son la obesidad, alteraciones craneofaciales, desordenes neuromusculares, hipertrofia adenotonsilar.

Es importante diferenciar al roncador primario del que tiene la enfermedad porque aunque ser roncador primario es considerado un evento benigno, cada día hay mas evidencia que esto puede variar con el tiempo, además algunos estudios que se han hecho sobre SAHOS no discriminan entre estas dos circunstancias.

Los primeros reportes sobre esta enfermedad demostraron que existen secuelas como cor pulmonar, retardo mental y disminución del crecimiento, en la actualidad estas complicaciones han disminuido por el diagnostico y tratamiento oportuno, sin embargo en nuestro país todavía se pueden observar estos extremos. Los niños con SAHOS tienen grados asintomático de hipertensión pulmonar además de cambios en los ventrículos.

Se ha podido demostrar que existe alteración en el factor de crecimiento parecido a la insulina-I   y en el ligado a proteina 3 los cuales traducen que existe un disminución de la hormona de  crecimiento, todo esto mejora luego del tratamiento.

Tal vez lo mas importante son los cambios que ocurren con el déficit neurocognitivos como son pobre aprendizaje, problemas del comportamiento, síndrome de déficit de atención/hiperactividad.

Un estudio interesante realizado en niños con bajo rendimiento escolar a los cuales se les realizo estudios para buscar SAHOS demostró que el 18% de ellos presentaban la enfermedad pero lo mas interesante fue que luego del tratamiento su rendimiento escolar mejoró en el próximo año.

Los estudios que se realizan para confirmar la enfermedad van desde la polisomnografia (PSG), que es el estándar, hasta los estudios de nivel 3 pasando por los video o audiotape. Dependiendo de los medios que se disponga existe la posibilidad de confirmar este diagnostico recordando que un estudio negativo no invalida el diagnostico salvo que sea una PSG.

La adenotonsilectomia es el tratamiento mas común en algunos casos la adenoidectomia sola no es suficiente. Por otro lado hay reportes que indican que los pacientes con SAHOS tienen mayor compromiso posoperatorio debido a edema, incremento de secreciones, depresión respiratoria.

Uno de los mas grandes desafios para los médicos es convencer a los padres de un procedimiento quirúrgico y explicar todo lo que ello implica, los cuestionarios de calidad de vida son de ayuda porque los padres pueden observar el impacto que tiene la enfermedad en la salud de sus hijos y sobre todos ver la mejoría con el tratamiento quirúrgico.

El seguimiento que se les debe hacer a los pacientes luego de la adenotonsilectomia es a las 6 a 8 semanas incluso con nuevo estudio de sueño para ver la mejoría. Hay reportes de casos donde puede volver aparecer el SAHOS en la adolescencia luego de haberse curado el mismo en la niñez.

También se puede usar presión continua positiva en la vía aérea(CPAP) en los pacientes en quienes esta contraindicado la cirugía o hasta que sea posible.

Se puede concluir que el SAHOS es una enfermedad que implica un manejo interdisciplinario donde el correcto diagnostico ayudará a evitar futuras complicaciones y sobre todo devolver la salud a los niños que presentan esta enfermedad

 

Bibliografía recomedada

Am J Respir Crit Care Med. 2001;Vol 164:16-30

Pediatrics. April 2002;109:704-712 y paginas 1-20

Arch Otolaryngol Head Neck Surg. 2002;128:489-496

Am J Respir Crit Care Med 2002;165:1395-99  

 

Autor:

Dr. Iván Cherrez Ojeda
Alergia-Neumologia
Clinica Kennedy, Guayaquil Ecuador
www.medicosecuador.com/icherrez

 

   

Escríbanos: Clic aquí (Formulario Automático)
 
Guayaquil Ecuador

Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización escrita.