medicos barra
 

MEDICOS ECUADOR - PORTAL DE SALUD ECUATORIANODOCTORES MEDICOS ECUADOR

 

Publicidad

 

BUSCADOR Médico ( médicos, artículos, consultas, noticias)

 

Publicidad

 
 
 

Artículos para  médicos y pacientes

Ependimoma Mixopapilar Extradural

Subcutáneo simulando un Quiste Pilonidal

Publicidad

 

José Cardozo-Durán

 

Departamento de Ciencias Morfológicas

Facultad de Medicina

Universidad del Zulia

Maracaibo, Venezuela.

________________________________________________________________________________

 

Resumen

Objetivo: Describir un caso de ependimoma mixopapilar subcutáneo, extradural, retrosacro el cual simuló un quiste pilonidal.

Resumen clínico: Masculino de 6 años quien presentó aumento de volumen en región interglútea con signos de flogosis. El estudio histopatológico de la lesión evidenció una neoplasia de estirpe ependimaria con rasgos mixopapilares prominentes.

Conclusión: Los tumores ependimarios mixopapilares de localización extradural son marcadamente inusuales y su comportamiento biológico es más agresivo que el de las lesiones de la misma estirpe localizadas en la región del cono medular-filum terminale.

Palabras clave: Ependimoma mixopapilar, extradural, filum terminale, quiste pilonidal, subcutáneo.

 

Abstract

Objective: To describe a case of a subcutaneous, extradural, retro sacral, myxopapillary ependymoma which presented as a pilonidal cyst.

Case description: A 6-year old boy presented with a painful intergluteal mass. The histopathologic examination revealed an ependymal neoplasm with conspicuous myxopapillary appearance.

Conclusion: These tumors are extremely unusual in extradural locations, and their biological behavior is more aggressive than those cases of similar histogenesis localized in the conus medullaris-filum terminale region.

Key words: extradural, filum terminale, myxopapillary ependymoma, pilonidal cyst, subcutaneous.

 

________________________________________________________________________________

 

Introducción

Los ependimomas mixopapilares del cono medular son neoplasias de localización típicamente intradural, que se presentan con mayor frecuencia en adultos. Un elevado porcentaje de estos tumores aparece en la 4ta. década de la vida, con edad promedio de 36 años al momento de su presentación.1 Estas lesiones también aparecen en edades  pediátricas y representan entre 8 y 12% de todas las neoplasias intraespinales en niños.2 De manera infrecuente se han descrito casos originados en el espacio extradural, de localización anterior o posterior al  sacro. Estas variantes detentan un mayor grado de agresividad desde el punto de vista biológico.3-5

 

El propósito de la presente comunicación es describir un nuevo caso de ependimoma mixopapilar subcutáneo, extradural, en un paciente de 6 años, en quien simuló un quiste pilonidal en la región sacro coccígea.

 

Descripción del caso

Paciente masculino de 6 años de edad quien consultó por presentar aumento de volumen en la región interglútea de dos meses de evolución y el cual se tornó muy doloroso tres días antes de su admisión al hospital, lo que dificultaba la marcha y la posición de decúbito dorsal. El examen clínico de ingreso puso en evidencia, en la región sacrococcígea, un área de aproximadamente 4 X 4 cm. de diámetro, elevada, enrojecida y caliente al  tacto. El estudio radiológico de la columna lumbosacrococcígea no mostró particularidades. El diagnóstico clínico de  admisión fue quiste pilonidal abscedado. Durante el acto quirúrgico para extirpar la lesión, se observó que esta  asentaba en el tejido graso subcutáneo. Desde el punto de vista macroscópico, se observó una formación  irregularmente ovalada, bien definida, de color gris blanquecino y consistencia firme, con dimensiones de 3.2 x 2  x 2 cm. Microscópicamente el tumor estaba constituido por células ependimarias cúbicas, dispuestas en una  hilera a manera de collares que rodeaban una matriz de aspecto mucoide, la cual a su vez se disponía alrededor  de vasos sanguíneos de paredes parcialmente hialinizadas. El material mucoide también se observó contenido en  el interior de formaciones quísticas (figs. 1 y 2). El diagnóstico   neuropatológico fue ependimoma mixopapilar. En vista que se trataba de una lesión histológicamente benigna y  la cual fue extirpada en su totalidad, se decidió por observar  al paciente sin optar por otra modalidad de terapia coadyuvante. El niño ha permanecido libre de  recidivas de su enfermedad durante un lapso de 20 meses.

 

 

Figura 1. Tumor papilar conformado por células cúbicas rodeando tallos vasculares. (H&E X 40).

 

Figura 2. Células ependimarias rodeando ejes muco-vasculares. Microquistes contentivos de matriz mucoide. (H&E X 400).

 

Discusión

Los ependimomas mixopapilares del filum terminale fueron originalmente descritos por Kernohan en 1932.6 Estas neoplasias ocurren casi exclusivamente en la región del cono medular - cauda equina - filum terminale y corresponden al grado I de la OMS.7 Se han descrito, sin embargo, inusuales variantes extradurales en cuatro localizaciones intra y perisacras: 1.- el canal espinal extradural en asociación con el segmento extradural del filum terminale;  2.- el hueso sacro; 3.- la cavidad pelviana, por delante del sacro y 4.- en el tejido subcutáneo dorsal al sacro.8-13 Algunas de las teorías que han sido propuestas para explicar la génesis de estas neoplasias extradurales incluyen  la presencia de restos de células ependimarias originadas en el vestigio coccígeo medular, o bien la persistencia de un remanente de la porción dural del filum terminale, el cual normalmente involuciona  durante el desarrollo embrionario. Otros autores esgrimen la hipótesis de que los restos ependimarios no son más que heterotopias que se  originan como resultado del cierre incompleto del arco neural.10,13-15 Adicionalmente, Bale16 describió la presencia  de restos ependimarios en el tejido subcutáneo retrosacro en el 66,6% de los casos de una serie de 15 necropsias en recién nacidos. De acuerdo a lo reportado en la literatura  médica la localización subcutánea retrosacra es la más frecuente forma de presentación extradural.5,17,18 Los casos  en esta localización parecen estar asociados a un significativo porcentaje de recidivas y la ocasional génesis  de lesiones metastásicas.5,17,19,20 Rasgos extremadamente inusuales en las variantes intradurales en la región del cono medular.14

 

Desde el punto de vista clínico los ependimomas mixopapilares retro-sacros, extradurales son lesiones limitadas al plano subcutáneo, de allí que la sintomatología de las mismas sea típicamente local: aumento de volumen en el pliegue interglúteo, o en la región glútea; ocasionalmente se asocian dolor local y muy esporádicamente rubor y calor, tal y como lo ilustra el presente caso. Los  signos y síntomas caracterizados por dolor lumbosacro, con o sin compresión radicular y síndrome del cono medular  propios de lesiones intradurales, no se hacen elocuentes en estos pacientes.16 El diagnóstico diferencial del  ependimoma mixopapilar subcutáneo retrosacro durante la  infancia engloba las malformaciones congénitas asociadas a espina bífida abierta u oculta; los tumores de  partes blandas tales como quistes pilonidales o dermoides, lipomas, teratomas y otras neoplasias misceláneas  primarias malignas tales como neuroblastoma.21 De todos los anteriores el diagnóstico de quiste pilonidal es el  mas frecuentemente considerado. En una serie de 32 pacientes  con ependimoma mixopapilar extradural retrosacro, el diagnóstico clínico en la gran mayoría de los casos fue quiste pilonidal.3 Adicionalmente se hace obligatorio mencionar que los quistes pilonidales son a menudo casos quirúrgicos manejados por cirujanos en entrenamiento y ello conlleva a las sorpresas diagnósticas asociadas con estas entidades,22 tal como sucedió en el presente caso. Ello enfatiza la necesidad de realizar estudio histopatológico a todas las muestras de tejido extirpado con diagnóstico clínico de quiste pilonidal.

 

En relación con el tratamiento de estas lesiones, se debe mencionar que debido a su baja frecuencia no existe suficiente información para valorar la efectividad de las diferentes modalidades terapéuticas. Se ha propuesto que la resección total es el tratamiento adecuado.1,3,8 El uso de radioterapia como terapia coadyuvante será determinado por la presencia o no de atípias celulares, las resecciones parciales y para las metástasis localizadas dentro de los confines del sistema nervioso central.1,5,15,23 Esta modalidad de tratamiento, sin embargo, no ha resultado ser tan efectiva en las lesiones extradurales y persiste una gran  desacuerdo en relación con su utilización. Se ha empleado una variada gama de agentes quimioterapéuticos en pacientes con  enfermedad recurrente refractaria a cirugía y radioterapia. Sin embargo, los resultados de esta modalidad de tratamiento han sido controversiales, por lo que no hay base de sustentación para afirmar que la  quimioterapia puede erigirse como tratamiento de primera elección en este tipo de neoplasias.1,4,12,23 Es nuestra  opinión que el tratamiento de los ependimomas mixopapilares  debe ser individualizado tomando en cuenta como parámetro principal el aspecto histológico de la lesión. Igualmente pensamos que dado su origen y conducta biológica, los casos de ependimoma mixopapilar localizados en la región subcutánea sacrococcígea y en el área presacra deberían constituir un subgrupo distintivo.

 

Referencias

1. Sonneland P, Scheithauer B, Onofrio B: Myxopapillary ependymoma: a clinicopathological and inmunohistochemical study of 77 cases. Cancer 1985; 56: 883-893.

 

2. Mahmoud G, Nagib M, O’Fallon T: Myxopapillary ependymoma of the conus medullaris and filum terminale in the pediatric age group. Ped Neurosurg 1997; 26: 2-7.

 

3. Helwig E, Stern J: Subcutaneous sacrococcygeal myxopapillary ependymoma. A clinicopathological study of 32 cases. Am J Clin Pathol 1984; 81: 156-161

 

4) Timmerman W, Bubrick M: Presacral and postsacral extraspinal ependymoma. Report of a case and review of the literature. Dis Colon Rectum 1984; 27: 114-119.

 

5. Gupta K, Pratap D: Metastasising congenital subcutaneous sacrococcygeal ependymoma. Indian J Cancer 1992; 29: 76-81.

 

6. Kernohan JW: Primary tumors of the spinal cord and intradural filum terminale. En Penfield W (Ed). Cytology and Cellular Pathology of the Nervous System. New York; Hoeber, 1932; vol 3. p. 993.

 

7. Wiestler O, Schiffer D, Coons S, Prayson R, Rosemblum M:. Myxopapillary Ependymoma. En Kleiheus P, Cavenee W (Eds). Pathology & genetics of tumors of the nervous system. Lyon; IARC Press, 2000; pp. 78-79.

 

8. Morantz R, Kepes J, Batnitzky S, et al: Extraspinal ependymoma. J Neurosurg 1979; 51: 383-391.

 

9. Pulitzer D, Martin P, Collins T, et al: Subcutaneous sacrococcygeal (“myxopapillary”) ependymal rests. Am J Surg Pathol 1988; 12: 672-677.

 

10. Morantz R: Ectopic ependymoma of the sacroccygeal region. En Doty J, Rengachary S (eds). Surgical Disorders of the Sacro. New York; Theime Medical, 1992; pp. 177-179.

 

11. Ilham I, Berberoglu S, Kutluay L, Maden HA: Subcutaneous sacrococcygeal myxopapillary ependymoma. Med Pediatr Oncol 1998; 30: 81-84.

 

12. Fourney D, Fuller G, Gokaslan Z: Intraespinal extradural myxopapillary ependymoma of the sacrum arising from the filum terminale externa. Case report. J Neurosurg (Spine) 2000; 93: 322-326.

 

13. Lynch J, Kelly N, Fitzpatrick B, et al: A sacrococcygeal extraspinal ependymoma in a 67-year old man: case report and review of the literature. Br J Plast Surg 2002; 55: 80-82.

 

14. Gregorios J, Green B, Page L, et al: Spinal cord tumor presenting with neural tube defects. Neurosurgery 1986; 19: 962-966.

 

15. Lemberger A, Stein N, Doron J, et al: Sacrococcygeal extradural ependymoma. Cancer 1989; 64: 1156-1159.

 

16. Bale P: Ependymal rests and subcutaneous sacrococcygeal ependymoma. Pathology 1980; 12: 237-243.

 

17. Gerston K, Suprun H, Cohen H, et al: Presacral myxopapillary ependymoma presenting as an abdominal mass in a child. J Pediatr Surg 1985; 20: 276-278.

 

18. Schurmann K, Wallenfang T: Rare sacral space-occupying lesions, their surgical management and reconstructive measures involved. Acta Neurochir 1988; 92: 106-117.

 

19. Ciraldo A, Platt M, Agamenolis D, Boeckman C: Sacrococcygeal myxopapillary ependymomas and ependymal rests in infants and children. J Pediatr Surg 1986; 21: 49-52.

 

20. Maiorana A, Fante R, Fano R: Myxopapillary ependymoma of the sacrococcygeal region. Report of a case. Pathologica 1989; 81: 471-476.

 

21. Bale P: Sacrococcygeal developmental abnormalities and tumors in children. Perspect Pediatr Pathol 1984; 8: 9-56.

 

22. Barton S, Mirza M, Fielding J: A case of subcutaneous myxopapillary ependymoma presenting as a pilonidal sinus. Surgeon 2004; 2: 292-293.

 

23. Chamberlain M: Salvage chemotherapy for recurrent spinal cord ependymoma. Cancer 2002; 95: 997-1002.

Autor: 

REVISTA ECUATORIANA DE NEUROLOGÍA
E-mail: rsv@gye.satnet.net
 
 

Visite mi página web:

www.neurologiaecuador.com

NOTA: Bajo ninguna circunstancia la información publicada en medicosecuador.com trata de reemplazar la consulta médica o los consejos dados por un especialista. La información publicada en medicosecuador.com sólo trata de orientar a todos nuestros visitantes. 

medicosecuador.com no se hace responsable por ninguna decisión en relación a su salud que usted tome después de leer la información publicada en nuestro sitio web o de la opinión que dan los médicos, empresas, sociedades y revistas afiliados a nuestro website. Si desea visitar a un especialista le recomendamos ver nuestro listado de médicos afiliados

 

 

Telefax : (5934)  

-  
 

Guayaquil Ecuador

Copyright © 2000 - 2013
Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización escrita.

nada
 

nada

GUIA DE  MÉDICOS  EN ECUADOR

Escoja la especialidad y escríbales:

Alergólogos

Alergólogos en Guayaquil

Alergólogos en Quito

Alergólogos pediatras

Anestesiólogos

Anestesiólogos en Guayaquil

Anestesiólogos en Quito

Cardiólogos

Cirujanos bariátricos

Cirujanos bariátricos en Cuenca

Cirujanos bariátricos  Guayaquil

Cirujanos bariátricos en Quito

Cirujanos Oncólogos

Cirujanos digestivos

Cirujanos digestivos Guayaquil

Cirujanos digestivos en Quito

Cirujanos Generales

Cirujanos Generales Guayaquil

Cirujanos Oncólogos Guayaquil

Cirujanos Generales Quito

Cirujanos laparoscópicos

Cirujanos pediatras

Cirujanos plásticos

cirujanos plásticos en Babahoyo

cirujanos plásticos en Cuenca

cirujanos plásticos Guayaquil

cirujanos plásticos en Ibarra

cirujanos plásticos Quito

cirujanos plásticos Riobamba

cirujano plásticos Samborondón

Cirujanos vasculares

Clínicos - Medicina Interna

Coloproctólogos

Dermatólogos

Dermatólogos en Guayaquil

Dermatólogos en Machala

Endocrinólogos

Flebólogos

Gastroenterólogos

Gastroenterólogos en Guayaquil

Gastroenterólogos en Quito

Geriatras

Ginecólogos

Ginecólogos en Guayaquil

Ginecólogos en Machala

Ginecólogos en Portoviejo

Ginecólogos en Samborondón

Ginecólogos en Quito

Ginecólogos Colposcopistas

Ginecólogos infanto juveniles

Ginecólogos Fertilidad

Ginecólogos Fertilidad Guayaquil

Ginecólogos Fertilidad Samborondón

Ginecólogos - Laparoscopía

Ginecólogos - Mastólogos

Hematólogos

Hepatólogos

Intensivistas

Mastólogos

Nefrólogos

Nefrólogos Guayaquil

Nefrólogos Quito

Neumólogos

Neumólogos en Guayaquil

Neumólogos en Quito

Neurólogos

Neurólogos en Guayaquil

Neurólogos en Machala

Neurocirujanos

Nutricionistas

Oftalmólogos

Oftalmólogos en Cuenca

Oftalmólogos en Guayaquil

Oftalmólogos en Quito

Oncólogos clínicos

Otorrinolaringólogos

Otorrinolaringólogos Guayaquil

Otorrinolaringólogos Quito

Patólogos

Pediatras

Proctólogos Guayaquil

Psiquiatras

Reumatólogos en Guayaquil

Traumatólogos

Traumatólogos Guayaquil

Traumatólogos Quito

Urólogos

Urólogos en Guayaquil

Urólogos en Cuenca

nada
nada
nada
 
nada
nada
nada

Publicidad

 
nada