medicos barra
 

MEDICOS ECUADOR - PORTAL DE SALUD ECUATORIANODOCTORES MEDICOS ECUADOR

 

Publicidad

 

BUSCADOR Médico ( médicos, artículos, consultas, noticias)

 

Publicidad

 
 

Artículos de pediatría para médicos y pacientes

LEPTOSPIROSIS SEVERA EN PEDIATRÍA. INFORME DE UN CASO

Publicidad

 

SEVERE LEPTOSPIROSIS IN PEDIATRICS. A CASE REPORT

 

Dra. Piedad Tores Ordóñez – Pediatra Neonatóloga del Hospital Alcívar

Dra. Greta Miño León – Pediatra Infectóloga del Hospital Alcívar

 

 

RESUMEN

 

Se presenta el caso clínico de una niña de 9 años, residente en el área urbana de Guayaquil, con un cuadro clínico de 48 horas de evolución con cefalea intensa, fiebre de 40ºC, escalofríos, dolor abdominal, mialgias y vómitos persistentes por lo que ingresa.

 

Cursa con evolución tórpida, mal estado general, petequias, trastornos de la coagulación, descompensación hemodinámica, amerita cuidados intensivos, leucocitos normales y bajos, neutrofilia al inicio, plaquetopenia, enzimas hepáticas elevadas.

 

Pruebas negativas para Dengue, Paludismo, Tifoidea, y prueba de Microaglutinación (MAT) para leptospira 1:300 serotipo Shermanii. Evolución favorable. La leptospirosis severa en niños es rara y parecería que al estar menos expuestos a la espiroqueta los casos son menos frecuentes. Está reportada su presentación en zonas urbanas y en ocasiones los niños están en riesgo de adquirir la enfermedad de mascotas inmunizadas.

Debido a la inespecificidad del cuadro clínico debe tenerse en mente en el diagnóstico diferencial de fiebre hemorrágica o ante la presencia de síntomas sugestivos.

 

PALABRAS CLAVES:

 

Leptospirosis, niños, hidrops vesicular.

 

 

SUMMARY

 

A 9-years-old female, from an urban area  of Guayaquil was admitted following a 48-hours illness characterized by headaches, fever, chills, abdominal pain, myalgias and persistent vomiting. Her clinical course was complicated with petechiae, coagulation disorders and hypotension. She was then transferred to the intensive care unit.  Laboratory tests revealed normal and low leucocytes, increased neutrophils and liver enzymes, thrombocytopenia, pleural effusion and gallbladder hydrops. Tests for Dengue, malaria and typhoid fever were negative. Microagglutination titers for leptospira were 1:300 for Shermanii serotype. Development was favourable. Severe leptospirosis is rare in children and it seems that since they are less exposed to the bacteria the cases are not as frequent. Leptospirosis has been reported in urban environments and sometimes children are at risk of acquiring the disease from immunized  pets. Due to the non specificity of symptoms, we must keep it in mind in front of a patient with hemorrhagic fever or with suggestive symptoms.

 

KEY WORDS

Leptospirosis, children, gallbladder hydrops.

 

LEPTOPIROSIS

 

La leptospirosis es una zoonosis de distribución mundial,1 con un curso clínico altamente variable y generalmente no fatal. Ocurre comúnmente en forma subclínica en las personas expuestas a animales infectados, de allí que el 90% de los pacientes cursan con la forma anictérica o leve de la enfermedad y 5- 10% cursan con la forma severa ictérica (Enfermedad de Weil). La Leptospirosis severa en niños es rara y parecería que al estar menos expuestos a la espiroqueta causante, los casos son menos frecuentes, (2-3) por lo que existen pocos datos disponibles en la literatura.

Reportamos el caso de una niña que debuta con fiebre hemorrágica y en quién se documentó Leptopirosis.

Este es el primer caso reportado en el Departamento de Pediatría del Hospital Alcívar.

 

CASO CLÍNICO

 

Escolar femenina de 9 años de edad, que ingresa el 13 de Abril 2001 por cuadro clínico de 48 horas de evolución con cefalea intensa, fiebre 40ºC. escalofríos, dolor abdominal de intensidad variable, más localizado en hipocondrio derecho, mialgias y vómitos persistentes por lo cual acuden al Hospital Alcívar. Cursa con evolución tórpida, mal estado general, descompensación hemodinámica por lo que amerita cuidados intensivos, manejo hemodinámica y control del sangrado , abordándose como fiebre hemorrágica. Se investiga Dengue, Paludismo, Tifoidea, Leptospiroris, la cual se confirma con prueba de MAT. Egresa en 11 días.

 

Antecedentes: Tifoidea hace 7 años. Quince días antes tomaba clases de natación, herida en pie derecho concomitante, perros en el área, además juegos de la niña con perros, descalza en casa, no hay otros datos relevantes.

 

Exploración física: T: 40ºC., resto signos vitales normales P: 25 kg. Cuello adenopatía cervical bilateral, conjuntivas hiperémicas, orofaringe: amígdalas hipertróficas, hiperémicas, petequias en paladar duro. Tórax: cardiorrespiratorio normal. Prueba del torniquete negativo, petequias en hombro izquierdo y tórax posterior cuatro días después del ingreso. Abdomen blando, ligermante distendido doloroso a la palpación profunda a nivel de hipocondrio derecho, no visceromegalia, ruidos hidroaéreos aumentados, genitales normales.

 

Abril

13

15

16

17

19

Leucocitos

8.9

2.4

2.1

3.6

7.7

PMN

89

60

58

69

44

Cayados

 

 

 

 

 

Hematocrito

38

38

39.2

37.9

30.7

Plaquetas

195.0

57.0

 

46.0

58.0

PCR

0.4

 

6.6

 

3.7

GOT

34

148

454

354

237

GPT

15

34

183

153

149

 

Frotis sangre periférica: segmentados 44%, cayados: 4%, linfocitos activados 9%, vacuolas, granulaciones en linfocitos y monolitos, ausencia de granulaciones tóxicas en neutrófilos, gigantismo plaquetario, que corresponde a plaquetas jóvenes. Amilasa 101, Proteínas totales/Albúmina: 6/3.2  TP/TPT: 12/63,  Fibrinógeno: 12 Productos de degradación de la fibrina: 5238,7 (normal:500).

Pruebas Negativas: Dos hemocultivos (BACTEC), Plasmodium, Serología Dengue, Hepatitis A y B.

Leptospira por MAT: 1:300 serotipo Shermanii.

Radiografía de tórax: cisuritas lado derecho compatible con neumonitis. Ecografía: líquido en pleura y pericotecito (hidrops vesicular).

 

Manejo:  Hidratación, antibióticos:  Ceftriaxone inicialmente, Ampicilina, Doxiciclina ambulatoria. A su ingreso fue considerada como Fiebre tifoidea, pero ante la leucopenia persistente, la presencia de sangrado, los datos de poliserositis se consideró como Dengue, lo cual fue no apoyado por los resultados de laboratorio incluyendo Leptospira, manejándose como tal con Ampicilina, mejorando en forma significativa. Requirió manejo de cuidados intensivos con cristaloides, plasma, crioprecipitados.

 

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

 

La leptospira, espiroqueta causante de la leptospirosis, afecta muchas especies de mamíferos domésticos y salvajes.4 Se describe a los roedores como la fuente más común de infección humana, sin  embargo la epidemiología de la infección en un lugar y tiempo particular, es determinada por la naturaleza del contacto humano, tanto directo como indirecto con animales infectados. Se describe un brote en Cuba, en donde los reservorios probablemente fueron caninos. 5  Los niños de áreas urbanas son expuestos a la letospirosis a través de contacto con orina y heces de rata y éstas transmiten el microorganismo a los perros, de tal manera que los perros urbanos pueden ser un intermediario a esta exposición.1  Una epidemia de leptospirosis puede constituirse en un importante problema de salud urbano si existe confusión diagnóstica con dengue, enfermedad emergente con una distribución geográfica similar. 6,7

 

Esta bacteria ha existido desde hace mucho tiempo en nuestro país8, desde la época de Hideyo Noguchi, 1918, quien en Guayaquil investigando fiebre amarilla, descubrió en la sangre de los enfermos una espiroqueta que llamó Leptospira Icteroides, relacionando a la rata como vía de transmisión. En la actualidad, ocho décadas más tarde, en 1998, a raíz del fenómeno del Niño, se produce un brote epidémico de Leptospirosis cuya presentación se dio más en adultos que en niños 9 registrándose 289 casos positivos de 468 sospechosos predominantemente en las provincias del Guayas (147 casos ) y Manabí (125 casos), seriamente afectadas por inundaciones. En éste brote solo el 8% de los pacientes presentaron petequias. 10

Leptospirosis en pediatría es frecuentemente una enfermedad no diagnosticada debido a la inespecificidad1 del cuadro clínico, excepto por la clásica enfermedad de Weil.11  Puede manifestarse en tres formas: Subclínica, anictérica (benigna) y grave con ictericia, (Enfermedad de Weil). Es importante mencionar que la infección asintomática12, es común en áreas endémicas de leptospira como lo describe Ashford13 en el brote de Nicaragua de 1995 lo que nos debe hacer pensar que la enfermedad es mucho más frecuente de lo que se menciona. Para su detección debe tenerse en mente en el diagnóstico diferencial3 de diversos padecimientos como Dengue, fiebre amarilla, hepatitis viral, neumonía, meningitis aséptica, fiebre tifoidea, paludismo. Presenta un polimorfismo importante5 sin embargo la clínica reportada en su mayor frecuencia ha sido con fallo renal túbulo intersticial.14  Se ha presentado con síntomas y signos sugestivos de Enfermedad de Kawasaki en Taiwan15 y en general se ha descrito como una vasculitis extensa16 y por ello el ataque a múltiples órganos afectos causando diversidad de presentación y sintomatología. En India de ciento treinta y nueve casos reportados en 2002 solo el 18% de los casos cursaron con ictericia, el diagnóstico se confirmó con un título alto único sexológico de MAT. En éste estudio se enfatiza la miositis y forma de meningitis de leptospirosis.11  Se han descrito casos de leptospirosis severa en adolescentes que compartieron una vía común de exposición: inmersión en agua dulce y con diferente sintomatología.17  De un brote de Leptospirosis debido a inundaciones, se ingresaron en un Hospital de Mumbai, 22 niños quienes tuvieron leptospirosis anictérica y 8 tuvieron Enfermedad de weil, siendo la respuesta a la penicilina adecuada.18  Se ha observado en general que el tratamiento con penicilina o ampicilina parenteral puede mejorar el desenlace de la leptospirosis severa en niños.3

 

Esta paciente se puede definir como un caso presuntivo de leptospirosis estrictamente hablando por la presentación de los signos clínicos compatibles con la enfermedad: cefalea intensa, fiebre 40ºC, escalofríos, dolor abdominal, mialgias, vómitos persistentes, petequias, trombocitopenia, y el título de MAT mayor de 1:100 pero el hecho de no encontrar otra etiología probada de la enfermedad19, mas toda la expresión clínica presente y la respuesta al tratamiento con Ampicilina iniciada durante su estadía, nos hace considerar que estemos ante un caso confirmado.  Se conoce que el aislamiento de la leptospira  requiere técnicas especiales de laboratorio20 de laboriosa realización, por lo que la serología de un apoyo crucial al diagnóstico, sin embargo se requiere de nuevas estrategias de seriodiagnóstico para leptospirosis.21

Aunque la paciente no presentó ictericia y afectación renal, tuvo compromiso hepático y hematológico lo cual condicionó la gravedad del caso. La neutrofilia inicial apoya el diagnóstico.22

 

Ante la presentación de pacientes con fiebre hemorrágica debe investigarse en forma profunda leptospirosis, una prueba inicial negativa no descarta la enfermedad,23 por lo que debe realizarse un seguimiento adecuado, un control a los 10 – 14 días ya que nos permitirá evaluar la seroconversión y tener el diagnóstico correcto. Debido a su polimorfismo, los pacientes no presentan siempre todos los síntomas y signos característicos como dolor abdominal, artralgia, diarrea, ictericia, hepatospenomegalia, rash cutáneo popular o roseoliforme, congestión conjuntival, tos ,anemia, trombocitopenia. La presentación clínica en general en los niños, es diferente de las series referidas en adultos.24-25  Aspectos importantes de tener en mente son: el retraso en el diagnóstico lleva a un incremento en la morbilidad y en la mortalidad y las modificaciones del comportamiento, para disminuir exposición ambiental, puede reducir el riesgo de leptospirosis en regiones endémicas,13  por lo que se recomienda a los padres asegurarse que su niño no tenga contacto con agua contaminada de las inundaciones en épocas y lugares de riesgo.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

1.- Demers RY, Thiermann A, Demers P, Frank R. Exposure to Leptospira icterohaemorrhagiae in inner-city and suburban children: a serologic comparison. J Fam Pract 1983; 17: 1007-11.

 

2.- Koko J, Moussavou A, Orima C, Seilhan C, Lemba-Abaka A, Damas S. Leptospirosis in children of Libreville: difficult diagnosis, apropos of 1 case] Bull Soc Pathol Exot 2001,94:394-6

 

3.- Marotto PC, Marotto MS, Santos DL, Souza TN, Seguro AC. Outcome of leptospirosis in children. Am J Trop Med Hyg 1997, 56:307-10.

 

4.-Leptospirosis. Red Book 2000. Report of the Committee on Infectious Diseases: 370- 372

 

5.- Suárez M, Busuelo J, Pérez L, Gorgor V. Brote de Leptospirosis en niños con predomnio meningoencefálico, en el municipio Moron. Rev. Cubana Med Trop 1991, 43:136-139.

 

6.- Ko Al, Galvao Reis M, Ribeiro Dourado CM, Jonson WD Jr, Riley LW. Urban epidemia of severe leptospirosis in Brazil. Salvador Leptospirosis Study Group. Lancet 1999: 4,354:820

 

Flannery B, Pereira MM, Velloso L de F, Carvalho C de C, De Codes LG, Orrico G de S, Dourado CM, Riley LW, Reis MG, Ko Al. Referral pattem of leptospirosis cases during a large urban epidemia of dengue. Am J Trop Med Hyg 2001,65:657-63.

 

8.- Erosa B, A. Leptospirosis. Rev. Biomed. (México) 2001,12:282-287.

 

9.- Villena N, Jiménez S, Mino – León G, Leptospirosis en niños: Características clínicas. Servicio de infectología, Hospital del Niño Dr. Francisco de Ycaza Bustamante. Resúmen presentado en el Primer Congreso Internacional de Infectología Pediátrica, Machala, Ecuador, Octubre 19999.

 

10.- Medina, M; Jaramillo G, Borja G. Leptospirosis en la región costa del Ecuador: una epizootia anunciada / Leptospirosis in the region coast of Ecuador: one epizootia announced. Rev. CIEZT 1998;3:45-55.

 

11.- Rajajee S, Shankar J, Dhattatri L. Pediatric presentations of leptopirosis. Indian J Pediatr 2002; 69:851-3.

 

12.- Da Silva HR. Leptospirose na criança no municipio de Salvador, Bahía. Rev Soc Bras Med Trop 1996; 29:303.

 

13.- Ashford DA, Kaiser RM, Spiegel RA, Perkins BA, Weyant RS, Braga SL, Plikaytis B, Jarquin C, De Lose Reyes JO, Amador JJ. Asymptomatic infection and risk factors for leptospirosis in Nicaragua Am J Trop Med Hyg 2000; 63:249-54.

 

14.- Vachvanichsanong P, Dissaneewate P, Mitarnun W. Tubulointerstitial renal failure in childhood leptospirosis. Pediatr Emerg Care 1999;15:332-4.

 

15.- Wang SC, Wang YM. Leptospirosis: report of one case. J Microbiol immunol Infect 1999;32:129-32.

 

16.- Bell MJ, Ternberg JL, Feigin RD. Surgical complications of leptospirosis in children. J Pediatr Surg 1978; 13:325-30.

 

17.- St. John MA, King S, Bullen SE, Cherian J, Levett PN. Leptospirosis occurring in two children after fresh water immersion. West Indian Med J 2000; 49:340-3.

 

18.- Karande S, Kulkami H, Kulkami M, De A, Varaiya A. Leptospirosis in children in Mumbai slums. Indian J Pediatr 2002;69:855-8.

 

19.- Jackson LA, Kaufmann AF, Adams WG, et al. Outbreak of leptopirosis associated with swimming. Pediatr Infect Dis J 1993;12:48-54.

 

20.- Farrar WE. Leptospira species (Leptospirosis). En Mandell GL, Bennet JE, Dolin R., eds, Mandell, Douglas and BennetAfs Principles and Practice of Infectious Disease, 4ta. Ed., New York, Churchill Livingstone; 1995:2137-2141.

 

21.- Flannery B, Costa D, Carvalho FP, Guerreiro H, Matsunaga J, Da Silva ED, Ferreira Ag, Riley LW, Reis MG, Haake DA, Ko Al. Evaluation of recombinant Leptospira antigen-based enzyme-linked immunosorbent assays for the serodiagnosis of leptospirosis. J Clin Microbiol 2001; 39:3303-10.

 

22.- Feigin R, Anderson D. Leptospirosis. En Feigin RD, Cherry JD., eds. Textbook of pediatric Infectious Diseases, 4ta. Ed., Philadelphia, W.B. Saunders Company; 1997:1529 – 1542.

 

23.- Mason EO. Use of the Serology Laboratory. En Feigin RD, Cherry JD., eds. Textbook of Pediatric Infectious Diseases, 4ta. Ed., Philadelphia, WB. Saunders Company; 1997:2894.

 

24.- Santos ML, Andrade J, Pereira MM. Leptospirosis in children in Rio do Janeiro. Rev Soc Bras Med Trop 1994;27:5-9.

 

25.- Wong ML, Kaplan S, Dunkle LM, Stechenberg BW, Feigin RD. Leptospirosis: a childhood disease. J Pediatr 1977; 90:532-7.

Autor: Si quiere hacerle una pregunta a la Dra. Torres puede contactarla a las siguientes direcciones:

Dra. PIEDAD TORRES ORDOÑEZ
Consultorio Sur: Clínica Alcívar, Torre Médica Alcívar, Chimborazo 3310 y Azuay, 2o. Piso, Oficina 205.
Teléfono: (5934) 2345785 2583176 Celular: 098819953
Consultorio Norte: Alborada XI Etapa, Mz 31. Sl. 11
Teléfono: (5934) 2244820
Página web: En construcción
E-mail:
Guayaquil, Ecuador.

Necesita un médico en Ecuador?. Un completo directorio de prestigiosos médicos Ecuatorianos.  Los médicos afiliados son rigurosamente seleccionados antes de entrar a nuestro portal. Haga clic en la especialidad para ver el directorio correspondiente.
 
 
Directorio de Empresas Médicas afiliadas legalmente autorizadas para ejercer su actividad en el país.

 

 

 

 

   

Escríbanos: Clic aquí (Formulario Automático)
Telefax : (5934)  

-  
 

Guayaquil Ecuador

Copyright © 2000 - 2008
Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización escrita.

nada
 

nada

GUIA DE  MÉDICOS  EN ECUADOR

Escoja la especialidad y escríbales:

Alergólogos

Alergólogos en Guayaquil

Alergólogos en Quito

Alergólogos pediatras

Anestesiólogos

Anestesiólogos en Guayaquil

Anestesiólogos en Quito

Cardiólogos

Cirujanos bariátricos

Cirujanos bariátricos en Cuenca

Cirujanos bariátricos  Guayaquil

Cirujanos bariátricos en Quito

Cirujanos Oncólogos

Cirujanos digestivos

Cirujanos digestivos Guayaquil

Cirujanos digestivos en Quito

Cirujanos Generales

Cirujanos Generales Guayaquil

Cirujanos Oncólogos Guayaquil

Cirujanos Generales Quito

Cirujanos laparoscópicos

Cirujanos pediatras

Cirujanos plásticos

cirujanos plásticos en Babahoyo

cirujanos plásticos en Cuenca

cirujanos plásticos Guayaquil

cirujanos plásticos en Ibarra

cirujanos plásticos Quito

cirujanos plásticos Riobamba

cirujano plásticos Samborondón

Cirujanos vasculares

Clínicos - Medicina Interna

Coloproctólogos

Dermatólogos

Dermatólogos en Guayaquil

Dermatólogos en Machala

Endocrinólogos

Flebólogos

Gastroenterólogos

Gastroenterólogos en Guayaquil

Gastroenterólogos en Quito

Geriatras

Ginecólogos

Ginecólogos en Guayaquil

Ginecólogos en Machala

Ginecólogos en Portoviejo

Ginecólogos en Samborondón

Ginecólogos en Quito

Ginecólogos Colposcopistas

Ginecólogos infanto juveniles

Ginecólogos Fertilidad

Ginecólogos Fertilidad Guayaquil

Ginecólogos Fertilidad Samborondón

Ginecólogos - Laparoscopía

Ginecólogos - Mastólogos

Hematólogos

Hepatólogos

Intensivistas

Mastólogos

Nefrólogos

Nefrólogos Guayaquil

Nefrólogos Quito

Neumólogos

Neumólogos en Guayaquil

Neumólogos en Quito

Neurólogos

Neurólogos en Guayaquil

Neurólogos en Machala

Neurocirujanos

Nutricionistas

Oftalmólogos

Oftalmólogos en Cuenca

Oftalmólogos en Guayaquil

Oftalmólogos en Quito

Oncólogos clínicos

Otorrinolaringólogos

Otorrinolaringólogos Guayaquil

Otorrinolaringólogos Quito

Patólogos

Pediatras

Proctólogos Guayaquil

Psiquiatras

Reumatólogos en Guayaquil

Traumatólogos

Traumatólogos Guayaquil

Traumatólogos Quito

Urólogos

Urólogos en Guayaquil

Urólogos en Cuenca

nada
nada
nada
 
nada
nada
nada

Publicidad

 
nada