MEDICOS EN ECUADOR

DOCTORES MEDICOS ECUADOR

 
 

ANUNCIE con nosotros desde $112 anuales. click aquí

Somos page rank 5

 

Publicidad

 
 
 

Artículos de salud para pacientes

Sindrome hemorroidal

 

 

Dr. Fernando Ron Alvarez

Gastroenterólogo

Página web: www.medicosecuador.com/fernando_ron

Teléfono: (593 4) 2287925   Celular: 099422406

Consulta Online: click aquí

 

El ano es un conducto de unos 30 mm. de largo que se extiende desde el recto hasta el orificio anal, siendo la última parte del intestino grueso. Es un anillo de músculos que conforma una estructura esfinteriana (esfínter anal), capaz de permitir la salida o no de las heces, según se relaje o no. Está formado en parte por piel y en parte por el revestimiento intestinal, siendo una zona del cuerpo muy sensible a posibles alteraciones. Las venas del ano drenan a la vena porta, que van al hígado y a la circulación general. Las hemorroides se definen como la inflamación o dilatación de las venas de los plexos venosos hemorroidales de la mucosa del recto o del ano, existentes en su zona interna o externa. Usualmente son causadas por un incremento de presión, y pueden provocar dolor, sangrado o prurito. Son muy comunes tanto en los hombres como en las mujeres, y alrededor de la mitad de la población tendrá hemorroides antes de los 50 años. Es más, es la causa más común de hematoquecia. Se distinguen dos tipos de hemorroides:

    * Hemorroides internas: la dilatación de la vena permanece en el interior del ano. No suelen ser dolorosas. Son secundarias a la afectación de las venas del plexo hemorroidal interno, y se sitúan por arriba de la línea dentada. A su vez se subclasifican en 4 grados: Grado I: no descienden nunca por debajo de la línea dentada. Grado II: se prolapsan por el canal anal durante el esfuerzo defecatorio y desaparecen al terminar el esfuerzo. Grado III: se prolapsan durante el esfuerzo y solo se reducen con maniobras de reducción digital. Grado IV: el prolapso se mantiene de forma continua, o se reproduce rápidamente tras la reducción.

  * Hemorroides externas: la dilatación varicosa protuye hacia fuera, pudiéndose visualizar al inspeccionar el ano. Se dilata las venas del plexo hemorroidal externo, situadas por debajo de la unión anorrectal.

  * Hemorroides mixtas: ocurren cuando se dilatan al mismo tiempo las venas de la parte interior y del exterior del ano.

Las hemorroides pueden desarrollarse como resultado del esfuerzo o presión que se ejerce sobre las venas hemorroidales durante la defecación, normalmente secundarias a un estreñimiento crónico. No obstante, el embarazo o un proceso diarreico también pueden favorecer su aparición, así como la edad y la causa hereditaria. Una alimentación con bajo contenido en fibra y agua origina heces pequeñas y duras que, durante la defecación, pueden herir el esfínter a su paso. Este es el mecanismo causante de hemorroides en el estreñimiento crónico. No obstante, aunque parezca extraño, los procesos diarreicos también pueden provocar hemorroides, ya que también aumentan la presión anal y así la incidencia de la clínica hemorroidal. La mala higiene anal o la infección anal, así como la inmovilidad (permanecer largos períodos de tiempo sentado o de pie) también pueden favorecer la aparición de hemorroides.

 

Sintomatología

    - Presencia de sangre roja brillante en las heces, o manchando el papel higiénico, o el inodoro tras las evacuaciones. Al principio es un sangrado tras el roce con el papel higiénico, aunque con el paso del tiempo las hemorroides tienen a prolapsarse y tienen sangrados espontáneos sin relación con la defecación. Normalmente la cantidad expulsada es pequeña y raramente conduce a un cuadro anémico. Aunque si es lo suficientemente prolongado en el tiempo sí puede dar este cuadro.

    * Irritación y dolor anal.

    * Hinchazón o inflamación dura alrededor del ano.

    * La sangre en las venas dilatadas pueden formar coágulo y llegar a trombosarse, con gran dolor y palpación de una       porción dura en la zona.

    * Puede observarse secreciones mucosas.

    * Picor en el esfínter anal (prurito anal)

A pesar de la gran incomodidad que causan, las hemorroides no tienen consecuencias graves, salvo en ocasiones anemia por deficiencia de hierro.

 

Diagnóstico

Para llegar al diagnóstico de la enfermedad, el clínico debe realizar una buena historia clínica, recogiendo datos acerca de las características de las deposiciones, cuantía y tipo de sangrado, hábitos alimenticios, antecedentes personales y familiares, fármacos que toma, etc. Posteriormente se realizará el examen físico, que debe incluir un tacto rectal que permite inspeccionar la piel alrededor del ano buscando alguna anormalidad, como vasos sanguíneos inflamados. Para realizar esto el paciente debe colocarse de lado sobre la camilla, o bien de rodillas apoyado en los codos hacia delante (posición genupectoral). Como pruebas complementarias el médico puede pedir una analítica con hemograma y bioquímica, así como pruebas de imagen. Algunas de estas últimas pueden ser:

* Anoscopia: se introduce un tubo hueco, rígido y corto con luz, en el ano para visualizar las hemorroides internas.

* Proctoscopia: se introduce un tubo con luz en el ano, que le permitirá al médico examinar completamente todo el recto.

Otras pruebas como la sigmoidoscopia o la colonoscopia o el enema opaco, son solicitadas cuando el médico sospecha que pueda existir enfermedad a otros niveles del intestino (tumor, enfermedad inflamatoria), ya que estas permiten observar otras porciones del intestino grueso, además del ano y recto.

La presencia de sangre en las heces puede ser indicio de otras enfermedades digestivas, incluyendo el cáncer colorrectal, de manera que es importante la evaluación completa y el diagnóstico diferencial apropiado.

 

Tratamiento

Para decidir cual es el tratamiento más específico en las hemorroides, el médico tendrá en cuenta los siguientes datos: edad, estado general de salud, historia médica, sintomatología asociada, tipo, etc. Las hemorroides asintomáticas no requieren de tratamiento.

Generalmente, responden bien a las medidas higiénico-dietéticas y al tratamiento médico, y no suele llegar a requerir tratamiento quirúrgico.

Cuando el paciente presenta mucho dolor en la hemorroide secundario a la presencia de un coagulo en la misma (trombosis), se recomiendan baños de asiento (baños en los cuales la persona se sienta en el agua), ungüentos anestésicos locales o compresas frías, e hielo. No obstante, a veces hay que recurrir a abrir la vena (trombectomía) y retirar el coágulo, en un intento de aliviar el dolor rápidamente. Además es conveniente que el paciente guarde cama durante un día e intente aliviar el dolor con paracetamol, o antiinflamatorios, o cualquier otro analgésico.

Cuando el tratamiento médico fracasa, o existe importante dolor y/o sangrado, es necesario recurrir a las técnicas quirúrgicas. Estas permiten extirpar o reducir las hemorroides internas y externas.

Autor: 

Dr. RON ALVAREZ FERNANDO
Clínica Kennedy, Sección Omega, Primer piso, Consultorio 16
Teléfonos: (5934) 2287925 2287970  Celular: 099422406
Página web:
E-mail: feroal2005@hotmail.com

Guayaquil, Ecuador.                                                      

Haga su consulta al Dr. Fernando Ron Alvarez - Gastroenterólogo Aquí pulsando el botón enviar:

Su Nombre:

Ciudad:

País:

E-mail

Su consulta:

 

NOTA: Bajo ninguna circunstancia la información publicada en medicosecuador.com trata de reemplazar la consulta médica o los consejos dados por un especialista. La información publicada en medicosecuador.com sólo trata de orientar a todos nuestros visitantes. 

medicosecuador.com no se hace responsable por ninguna decisión en relación a su salud que usted tome después de leer la información publicada en nuestro sitio web o de la opinión que dan los médicos, empresas, sociedades y revistas afiliados a nuestro website. Si desea visitar a un especialista le recomendamos ver nuestro listado de médicos afiliados

 

 

Telefax : (5934)  

-  
 

Guayaquil Ecuador

Copyright © 2000 - 2013
Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización escrita.

 

DIRECTORIO MÉDICO

Alergólogos

Alergólogos pediatras

Anatomopatólogos

Cardiólogos

Cirujanos generales

Cirujanos cancerólogos

Cirujanos digestivos

Cirujanos endocrinos y tiroideos

Cirujanos laparoscópicos

Cirujanos pediatras

Cirujanos plásticos

Cirujanos vasculares

Clínicos

Coloproctólogos

Dermatólogos

Endocrinólogos

Flebólogos

Gastroenterólogos

Geriatras

Ginecólogos

Ginecólogos Colposcopia

Ginecólogos - Laparoscopía

Ginecólogos Fertilidad

Hepatólogos

Intensivistas

Nefrólogos

Neumólogos

Neurólogos

Neurocirujanos

Nutricionistas

Odontólogos - Estética dental

Odontólogos - Implantes dentales

Odontólogos - Endodoncia

Odontólogos - Ortodoncia

Oftalmólogos

Oncólogos clínicos

Otorrinolaringólogos

Patólogos

Pediatras

Psiquiatras

Reumatólogos

Salud Ocupacional

Traumatólogos

Urólogos

DIRECTORIO EMPRESAS

Centros Cardiológicos

Centros de Diálisis

Centros de Diagnóstico

Centros de Vacunación

Centros Estéticos

Centros Oftalmológicos

Centros Urológicos

Clínicas médicas

Clínicas dentales

Densitometrías

Dispensarios médicos

Ecografías

Equipos médicos

Farmacias

Fundaciones

Gastroenterología

Hospitales

Laboratorios clínicos

Laboratorios farmacéuticos

Mamografías

Medicina prepagada

Rayos X

Publicidad