MEDICOS EN ECUADOR

DOCTORES MEDICOS ECUADOR

 
 

ANUNCIE con nosotros desde $112 anuales. click aquí

Somos page rank 5

 

www.medicosecuador.com         Somos el 2o. Portal de salud en español más visitado del mundo. Más de 13.000 visitantes diarios. Más info Click aquí

   

Artículos de salud para pacientes

Niveles de protección de la piel al sol

Dr. Tomás Lara García

Oftalmólogo

Página web: www.medicosecuador.com/drlara

E-mail: esteticayreconstructiva@yahoo.com

Consulta Online: click aquí

En la actualidad se puede cuidar la piel del sol, y evitar daños que serían imperdonables porque ahora existen productos excelentes para su protección. El sol no es bueno o malo, amigo o enemigo, todo depende como nos relacionemos con él. Es importante tomar sol y usar el protector solar que nuestra piel necesita; también, se debe ayudar a la piel consumiendo alimentos con carotenos en abundancia, ya que ellos producen melanina, sustancia de la que depende la pigmentación de la piel. El más importante de ellos es la zanahoria. Este alimento (se aprovecha mejor cuando se ingiere cocido) junto con las frutas, son un alimento perfecto para desintoxicar el organismo y, por lo tanto para barrer con la celulitis.

El sol no es saludable o perjudicial de manera absoluta. Así como nada en esta vida es absoluto. Todo depende del tipo de piel (blanca / mate / morena / gruesa / fina); de la intensidad de los rayos (época del año / lugar /: altitud y latitud / clima: viento, humedad; tipo de protección / frecuencia y duración de la exposición al sol.

Cuando hablamos de conducta para tomar el sol, pensamos en el mediodía de enero en las playas: recuerde que los hijos aprenden los mismos hábitos de los padres.

Antes de hablar sobre los niveles o índices de protección solar, hablaremos sobre lo que es la radiación solar:

Radiación solar

La energía radiante es la producida por el sol (Fig. 1) y por fuentes artificiales. Las ondas electromagnéticas, oscilan entre rayos de muy corta longitud de onda llamados cósmicos, pasando por los rayos X, los ultravioleta (RUV), la luz visible, los infrarrojos hasta las ondas de radio. Las de nuestro interés son los RUV entre los 280 nm hasta los 400 nm.

Los RUV son sólo el 5% del espectro solar. Pero es la franja energética más importante del sol. Se dividen en:

- Ultravioletas A (UvA) - longitud de onda larga 315 / 400 nm.

Zona de bronceado

- Ultravioletas B (UvB) - longitud de onda media 280 / 315 nm.

Zona de quemadura solar

- Ultravioletas C (UvC) - longitud de onda corta 100 / 280 nm

Zona de alteraciones (a largo plazo)

Espectro de la radiación solar.

Fig. 1.- Las radiaciones solares tienen una alta actividad biológica que produce cambios importantes en nuestra piel, desde el enrojecimiento hasta el cáncer.

Los UvA atraviesan el vidrio y casi no producen enrojecimiento, pero tienen gran capacidad para pigmentar la epidermis. Por eso usted se broncea cuando le da el sol en el auto, o el micro, aún detrás de las ventanillas.

Son los mismos UvA de las lámparas y las camas solares.

No hay eritema bajo la acción de los UvA, cualquiera sea la fuente que los produce, pero penetran en profundidad. Por eso provocan un bronceado más lento pero más durable.

En el espectro solar están mezclados con el resto de la radiación, pero prevalecen desde el amancer hasta las 10 - 11 horas, y al atardecer desde las 16 hs., en adelante, y según la época del año.

Pequeñas cantidades de infrarrojos (RIr), que producen calor y eritema (enrojecimiento), estimulan la circulación superficial, que favorece la producción de melanina.

Los UvB, no atraviesan el vidrio, es decir que los absorbe. Producen eritema y ampollas. Hacen posible la síntesis de vitamina D en la piel, indispensable para la vida, Por eso es necesario exponer al bebé al sol un tiempo prudencial, en plazas, parques o el jardín del fondo.

No basta con que le dé el sol a través de las ventanas; el vidrio, al absorber la radiación UvB, no permite la síntesis de vitamina D. El golpe de sol es una consecuencia de una larga exposición a los UvB (desde las 11 hasta las 16 hs, en que predominan) y la quemadura consecuente.

Una exposición de una hora y media, sin buena protección y cuando aún no estamos bronceados, en los horarios en que abundan los UvB, produce ampollas y estado febril, comparables con una quemadura de segundo grado o tipo AB (según la clasificación de Benaím). Repetir la exposición con la piel en esas condicones, agrava las lesiones ampollares, con el riesgo de cicatrices y daño acumulativo que implica.

Sin embargo esto es lo que hacen muchos en las playas, con el afán de quitarse rápidamente el blanco papel, el color oficina, que proclama que trabajamos encerrados. ¡Esto es lo que hay que evitar!

Por suerte, la presencia de RIr nos alerta, porque calientan y si prestamos atención a las señales que la piel emite, se evidencian los daños. ¡A esas señales hay que prestar atención!.

Los UvC, dañan la capa basal de la epidermis, allí donde se reproducen las células que luego ascienden a la superficie (más o menos en 28 días). Producen fotoenvejecimiento, cáncer de piel, cataratas, problemas inmunitarios. Están en pequeñas cantidades en el espectro solar, así que se necesitan años de irradiación, para que aparezca su efecto: este es el verdader significado de "daño acumulativo".

Son detenidos por la atmósfera y la capa de ozono. Por eso la disminución del ozono nos sumerge en la desprotección creciente; a nosotros, a los animlaes, las plantas, el ecosistema.

La piel expuesta desde la niñez -tal como observamos en plazas, piscinas y playas- y la juventud, mal o insuficientemente protegida, sufre daños no solo acumulativos, sino irreparables, que ya describimos.

Pero, además:

- No es capaz de autorreparar sus lesiones.

- Disminuye sus sitema de autodefensa ante el sol.

- Envejece prematuramente, en una proporción de veinte años o más con respecto a las zonas no expuestas (si le queda alguna, compare).

Sin embargo, concedamos que un bronceado suave no es dañino.

Todo lo contrario.

Los UvA son beneficiosos, aumentan los glóbulos blancos (linfocitos), por eso en primavera nos sentimos fortalecidos, con más resistencia.

Las exposiciones razonables al sol mejoran los estados depresivos. En la piel, la exposición moderada, gradual y protegida favorece la disminución de la seborrea no irritable, tiene efectos antisépticos que mejoran el acné, la psoriasis y otras afecciones (por lo que debemos consultar con el especialista de piel).

Son suficientes razones para exponerse un poco al sol de la mañana, ya sea en la ciudad, o en largas caminatas por la playa o las sierras.

 
Fototipo I

Individuos que presentan intensas quemaduras solares, prácticamente no se pigmentan nunca y se descaman de forma ostensible.

Individuos de piel muy clara, ojos azules, con pecas en la piel. Su piel, habitualmente no expuesta al Sol, es blanco-lechosa.
Ultra protección
Fototipo II

Individuos que se queman fácil e intensamente, pigmentan ligeramente y descaman de forma notoria.

Individuos de piel clara, pelo rubio o pelirrojos, ojos azules y pecas, cuya piel, no expuesta habitualmente al Sol, es blanca
Ultra - Máxima
Fototipo III

Individuos que se queman moderadamente y se pigmentan.

Razas caucásicas (europeas), piel blanca no expuesta habitualmente al Sol.
Máxima - Extra
Fototipo IV

Individuos que se queman moderada o mínimamente, se pigmentan con bastante facilidad y de forma inmediata al ponerse al Sol.

Individuos de piel blanca o ligeramente amarronada, pelo y ojos oscuros (razas mediterráneas, mongólicas, orientales). Piel habitualmente morena o algo amarronada.
Extra-Moderada
Fototipo V

Individuos que se queman raras veces y se pigmentan con facilidad e intensidad; siempre presentan reacción de pigmentación inmediata.

Individuos de piel amarronada (amerindios, indostánicos, hispanos).
Moderada - Mínima
Fototipo VI

No se queman nunca y se pigmentan intensamente. Siempre presentan reacción de pigmentación inmediata.

Razas negras.
Mínima - No

Tabla N° 1.- Clasificación de Fitzpatrick de los tipos de piel reactivos al sol.

Existe una clasificación (Tabla N° 1) hecha por un prestigioso dermatoólogo norteamericano, el Dr. T. Fitzpatrick (1988), que está hoy en día considerada como la adecuada para identificar los diferentes fototipos cutáneos, basada en el color y la respuesta a la luz solar; con esta clasificación pronostica la sensibilidad al sol, susceptibilidad al fotodaño y capacidad para la melanogénesis. Además este sistema clasifica la piel con sus factores de riesgo para las complicaciones durante el peeling químico.

Para interpretar y describir un fototipo se tienen en cuenta; 1) Aparición de pecas en el verano; 2) color epidérmico en invierno: lechoso blanco o semimate, mate; 3) color adquiorido al broncearse: dorado, moreno claro o dorado-moreno, oscuro o moreno, moreno oscuro; 4) eritemas ante la exposición solar; eritema a los 21 días de exposición (Tabla N° 2)

Interpretación de un fototipo.

Tabla N° 2.- Interpretación de un fototipo

Niveles de protección

Las pantallas son productos que -primero- son bloqueadores físicos, y además contienen filtros para detener los rayos UvA y UvB. Una pantalla es el mejor protector para las pieles muy sensibles, para las pieles con problemas, para los que ya han tenido cáncer de piel, para los niños, para pieles en proceso de tratamiento con ácido retinoico, para hombres calvos de piel fina.

Pero siempre se filtra una pequeña porción de radiación, por lo tanto la protección puede ser máxima, pero hay que respetar las reglas de precaucuón con respecto a la exposición gradual y los horarios de "sombras largas".

Los filtros solares son en realidad bronceadores, que contienen sustancias que detienen la radiación UvB, permitiendo el paso de los UvA que broncean sin quemadura solar.

Los aceleradores del bronceado son productos que contienen L-tirosina que promueve la síntesis de melanina, provocando un bronceado más rápido, y por lo tanto una mejor autoprotección de la piel.

Fotoenvejecimiento

La teoría más aceptada en la actualidad sobre el envejecimiento de la piel es la de los radicales libres de oxígeno (RLO). Esta considera que los cambios degenerativos que ocurren en la senectud se deben al acúmulo de productos químicos tóxicos conocidos como RLO oxidrilo, hidroperóxido, que el organismo fabrica permanentemente en sus células. Los blancos de los RLO lo constituyen los lípidos de las membranas celulares, polisacáridos, ácidos nucléicos, proteínas, atacan la sustancia fundamental y el ácido hialurónico (AHA), degradan el colágeno y la elastina dérmica. Los RLO pueden agredir el material genético ADN lo que conduce al daño de los cromosomas.

GRUPO I: leve (por lo general 28 a 35 años)

" No arrugas". Cambios pigmentarios pequeños. No queratosis. Pequeñas arrugas finas.

Sin cicatrices de acné.

Poco o ningún maquillaje

GRUPO II: moderado (comúnmente de 35 a 60 años)

"Arrugas en formación". Amarillez sutil de la piel. Lentigos seniles tempranos visibles. Queratosis actínica temprana (palpable pero no visible). Líneas de sonrisas paralelas empiezan a aparecer.

Cicatrización de acné leve.

Comienza a utilizar base o maquillaje corrector

GRUPO III: avanzado (por lo regular de 65 a 75 años)

"Arrugas con el reposo". Discromía evidente y telangiectasias. Queratosis visibles. Arrugas en reposo siempre visibles.

Cicatrización de acné moderada.

Uso cotidiano de un grueso maquillaje corrector

GRUPO IV: intensa (por lo común de 65 a 75 años de edad)

" Sólo arrugas". Piel amarillo-grisácea. Piel arrugada, no hay piel normal; gran cantidad de cutis laxo de origen actínico, gravitacional y dinámico. Han ocurrido queratosis actínica y cáncer de piel

Cicatrización de acné intensa.

No usa maquillaje corrector porque ya se agrieta o si usa maquillaje, no cubre, pero que se utiliza en plastas

Tabla N° 3.- Clasificación del fotoenvejecimiento según Glogau (1990).

Para contrarrestar estas agresiones a las funciones celulares el organismo cuenta con dos sistemas: 1) el enzimático: superóxido dismutasas, catalasas y glutation peroxidasas; 2) antioxidantes moleculares: liposolubles vitamina E, ubiquinonas y carotenoides o hidrosolubles glutation reducido, vitamina C, ácido úrico.

El fotoenvejecimiento es igual que el envejecimiento fisiológico. No existen diferencias clínicas, farmacológicas y bioquímicas en ellos. Aunque ambos procesos se superponen en las áreas cutáneas expuestas, el fotoenvejecimiento no sólo representa una aceleración del ciclo de involución cutánea fisiológica. Ya no hay dudas de que los RLO están involucrados en ambos procesos y una de las fuentes que más contribuye al envejecimiento es la exposición permanente a la luz solar y a los agentes fotosensibilizantes.

Glogau en 1990 (Tabla N° 3) presentó una clasificación para el evejecimiento por exposición a la luz solar y divide a las personas en cuatro grupos según el grado de queratosis actínica, arrugas y cicatrización de acné, y la cantidad de maquillaje empleado por la paciente. Esta clasificación ayuda a evaluar el grado de lesión solar con o sin antecedentes de cicatrices de acné, así como a decidir la terapéutica.

Momentos de aplicación de la pantalla solar

Cuando los rayos del sol penetran en la Tierra, llegan con su carga ultravioleta que para fines prácticos es la misma con o sin un cielo nublado; excepto que esto último disminuirá la potencia, pero igual penetrará la piel. Por lo tanto la aplicación de la pantalla solar será:

Cielo despejado: Cada 2 horas (por "luz amarillenta", bien luminoso)

Cielo nublado: Cada 6 horas (poca luminosidad).

Este tipo de aplicación se hará con o sin ningún tratamiento dérmico, es decir que es para proteger la piel tratada y no tratada. En cuanto a la piel tratada, se refiere a cualquier procedimiento clínico (peelings, despigmentaciones, etc.), postquirúrgico (cicatrices) o postraumático (abrasiones, laceraciones o quemaduras). Lo que difiere de ambos esquemas es el porcentaje de FPS. Por ejemplo:

Para peeling, fototipo 2 se usa siempre un poco más fuerte, para este caso podría ser FPS 40. Si la usa comúnmente se tratará con FPS 30.

 

Bibliografía:

1. Constantini SE: Envejecimiento cutáneo. En: Dérmacó. Dermatología & Cosmetología. Vol. 2(1): 4-8; Buenos Aires - Argentina, enero/marzo 1998.

2. Cooper D: Cicatrización de heridas: Prefacio. En: Clínicas de Enfermería de Norteamérica. Interamericana McGraw-Hill. Vol. 25 (1): 165-166, 1990.

3. Escobar CE: Fotodermatosis. En: Fundamentos de Medicina. Hernán Vélez A., William Rojas M., Jaime Borrero R. Jorge Restrepo M.†. Dermatología. Rafael Falabella F., Carlos E. Escobar R., Nelson Girlado R. Corporación para investigaciones biológicas (CIB); 4ª ed.; págs.: 108-117; Medellín-Colombia, 1993 (reimpresión).

4.Lara T.: Cicatrización de heridas cutáneas. Trabajo presentado en el curso de especialización de Clínica Estética de la Asociación de Clínica Estética, 2002.

5. Lynch SA: Chemical peeling and dermabrasion. En: Jeffrey Weinzweig (Ed.). Plastic Surgery Secrets. Hanley & Delfus, Inc. (1st ed.), págs.: 318-321, Philadelphia-U.S.A., 1999.

6. Mondani A: Productos para el sol y niveles de protección. En: Alicia Mondani: Cuerpos al sol. Lo que hay que saber para conservar la piel sana, joven y bella. 1° edición; págs.:41-51. Beas Ediciones. Buenos Aires-Argentina, 1994.

Haga su consulta al Dr. Tomas Lara García Aquí pulsando el botón enviar:

Su Nombre:

Ciudad:

País:

E-mail

Su consulta:

Autor: Si quiere hacerle una pregunta a el Dr. Tomás Lara puede enviarle con toda confianza un e-mail a esteticayreconstructiva@yahoo.com ó comunicarse a las siguientes direcciones:      

Dr. LARA GARCÍA TOMÁS
POLIMED Cdla. Albatros, Calle Albatros y Av. C.L. Plaza Dañín junto a la escuela Gabriela Mistral
Teléfono
: (5934) 2288009 Celular: 099196948
E-mail: esteticayreconstructiva@yahoo.com

Página web: www.medicosecuador.com/drlara
Guayaquil - Ecuador.                                                   

NOTA: Bajo ninguna circunstancia la información publicada en medicosecuador.com trata de reemplazar la consulta médica o los consejos dados por un especialista. La información publicada en medicosecuador.com sólo trata de orientar a todos nuestros visitantes. 

medicosecuador.com no se hace responsable por ninguna decisión en relación a su salud que usted tome después de leer la información publicada en nuestro sitio web o de la opinión que dan los médicos, empresas, sociedades y revistas afiliados a nuestro website. Si desea visitar a un especialista le recomendamos ver nuestro listado de médicos afiliados

 

 

Telefax : (5934)  

-  
 

Guayaquil Ecuador

Copyright © 2000 - 2013
Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización escrita.

CIRUJANO PLASTICO ECONOMICO

DIRECTORIO MÉDICO

Alergólogos

Alergólogos pediatras

Anatomopatólogos

Cardiólogos

Cirujanos bariátricos

Cirujanos generales

Cirujanos cancerólogos

Cirujanos digestivos

Cirujanos endocrinos y tiroideos

Cirujanos laparoscópicos

Cirujanos pediatras

Cirujanos plásticos

Cirujanos vasculares

Clínicos

Coloproctólogos

Dermatólogos

Endocrinólogos

Flebólogos

Gastroenterólogos

Geriatras

Ginecólogos

Ginecólogos Colposcopia

Ginecólogos - Laparoscopía

Ginecólogos Fertilidad

Hepatólogos

Intensivistas

Nefrólogos

Neumólogos

Neurólogos

Neurocirujanos

Nutricionistas

Odontólogos - Estética dental

Odontólogos - Implantes dentales

Odontólogos - Endodoncia

Odontólogos - Ortodoncia

Oftalmólogos

Oncólogos clínicos

Otorrinolaringólogos

Patólogos

Pediatras

Psiquiatras

Reumatólogos

Salud Ocupacional

Traumatólogos

Urólogos

DIRECTORIO EMPRESAS

Centros Cardiológicos

Centros de Diálisis

Centros de Diagnóstico

Centros de Vacunación

Centros Estéticos

Centros Oftalmológicos

Centros Urológicos

Clínicas médicas

Clínicas dentales

Densitometrías

Dispensarios médicos

Ecografías

Equipos médicos

Equipos estética

Farmacias

Fundaciones

Gastroenterología

Hospitales

Laboratorios clínicos

Laboratorios farmacéuticos

Mamografías

Medicina prepagada

Rayos X

 

Publicidad