Lecciones aprendidas de la Gripe  Influenza AH1 N1

GRIPE H1N1

Muchos países desarrollados tienen capacidad extremadamente limitada para diagnosticar la pandemia de gripe porcina, dijo Richard Coker, profesor de salud pública de la escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres. El incremento en el número de casos en muchos países con sostenida transmisión comunitaria, está siendo difícil, sino imposible, para ciertos países hacer una prueba y confirmar la infección.

La actual pandemia de gripe porcina es, en general, una enfermedad leve y moderada, pero este nuevo virus Influenza A H1N1, puede causar casos severos de infección respiratoria, produciendo insuficiencia respiratoria (SDRA), que pudieren necesitar ventilación mecánica asistida (ARM) y podría producir la muerte, inclusive en paciente jóvenes y adultos, con inmunidad (defensa) normal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS)  ha calculado la tasa de mortalidad de la pandemia en cerca de 0,5%, menos del 1%, o 5 muertes por cada 1.000 personas infectadas. Influenza estacional  produce cerca 36.000 muertes y 200.000 hospitalizaciones cada año en los E.E.U.U. En contraste, la infección por virus influenza estacional, infecta solo células tracto respiratorio superior,  el nuevo virus A H1N1 tiene una capacidad de infectar las células profundas del pulmón, pudiendo causar neumonía, casos severos y muertes.

Hay pacientes que presenta síntomatología leve de gripe y no va al médico, ni se somete a las pruebas rápidas de influenza, estos casos serían cifras "subestimadas"  de gripe porcina, se informa de los casos más graves de la enfermedad. Estos casos subestimados, estarían dificultando las predicciones de la  futura evolución de la enfermedad, cuáles serían sus límites y su alcance.

Los médicos pueden considerar el uso de pruebas rápidas de diagnóstico de influenza, como parte de una evaluación inicial de pacientes con signos y síntomas compatibles con influenza, pero estos resultados deberían ser interpretados con precaución.  Ahora, con un simple hisopado nasal y faríngeo, pruebas rápidas de influenza se puede diagnosticar en tan solo 30 minuto. Esto es una gran ventaja porque se puede racionalizar el uso de antibióticos en enfermedades virales. Con el buen uso de las pruebas rápidas se prescribirían menos antibióticos.

La mayoría de los hospitales en el mundo, están usando pruebas rápidas para el diagnóstico de influenza pero estas pruebas todavía no están  a disposición de los consultorios médicos. Estas pruebas rápidas también pueden confirmar la necesidad de medicación antiviral. Cada año, 1 de cada 5 norteamericanos, tienen gripe estacional, no es fácil hacer un diagnóstico clínico exacto, y en el 90% de los pacientes que tienen influenza se le prescribe antibióticos, drogas que no son útiles para los virus. Con las pruebas rápidas se podría diagnosticar más rápidamente y discriminar si hay o no la necesidad de usar antibióticos, la cual conduce a resistencia antibiótica. Dice,  Ann Falsey, M.D., especialista en enfermedades infecciosas del Rochester General Hospital in Rochester, New York.

En algunos países los laboratorios nacionales realizan el monitoreo y la investigación de casos severos, también  incluyen a los que presentan moderada enfermedad. Aun en países con laboratorios con capacidad limitada, la OMS recomienda realizar pruebas de laboratorio de al menos 10 pacientes cada semana, para confirmar si la actividad de la enfermedad es por el virus pandémico, y poder monitorear  los cambios del virus, que son importantes para el manejo de los casos y el desarrollo de la futura vacuna. La confirmación del nuevo virus A H1N1 puede ser solo hecha con PCR-RT reacción cadena polimerasa- transcripción reversa  o cultivo viral.

Autor:

Dr. jAIME BENÍTES SOLÍS
Omnihospital, Torre Vitalis, 5to. piso, Of. 506
Teléfono: (5934) 6019346 Celular: 0999771761
Página web: www.medicosecuador.com/jabensol
E-mail: jaimebenites1512@gmail.com   
Guayaquil, Ecuador.

ver perfil de médico en EcuadorMensaje whatapp    

 

 

 

   
  

   

Copyright ©    
Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización escrita