MEDICOSEmpresas de saludArtículosConsultas médicasAnuncios médicos

Influenza (GRIPE) y Tercera Edad

 

gripe ancianos

Se dice que los envejecientes experimentan a lo menos una vez al año una enfermedad infecciosa de las vías respiratorias superiores. Y de éstas las más comunes son de origen viral,  muy temidas por cierto por su tasa de mortalidad en añosos.

 

La influenza tipo A y el virus sincitial respiratorio causan el mayor número de casos y de decesos. La primera de las nombradas provocan epidemias cada invierno.

 El problema radica en que mientras más edad tiene el individuo menos síntomas clásicos de influenza presenta y se descuida complicándose con una neumonía, o empeorando su cuadro pulmonar subyacente. Es que los añosos son inmuno deprimidos (léase bajos de defensas) por innumerables causas (deficiente nutrición, poca producción medular, agotamiento natural del sistema inmunitario, etc), y generalmente, son portadores de un enfisema propio del deterioro de sus alveolos pulmonares, o provocado anticipadamente por malos hábitos (fumar por ejemplo).

 De manera que un diagnóstico preciso se hace imperioso y es posible gracias a pruebas de laboratorio que se pueden realizar sin cuidados en nuestro medio, son simples y no requieren de sacrificios.

 Por su desenlace mortal es imprescindible  PREVENIR su presencia, y ello se hace de varias maneras. En primer lugar está la INMUNIZACION (vacunas) la que debe hacerse antes del cambio de estación, pues la composición de la vacuna cambia anualmente atendiendo a las mutaciones que sufren los virus. Y como medida adjunta se recomienda exagerar el contenido de proteínas en las comidas.

 Por otro lado están los antivirales que elevan las defensas y acortan  el ciclo incubación, a la par que mejoran considerablemente los síntomas. Una recomendación necesaria es aumentar la ingesta de líquidos, costumbre que no poseen los envejecidos, y que ayuda increíblemente a eliminar virus y bacterias. Finalmente, nunca están demás los bronco dilatadores y fluidificantes de secreciones para alejar cualquier complicación bronquial.

  En síntesis, ante la última pandemia de  influenza porcina, y el temor que ha

suscitado, es tranquilizador saber que al menos su comportamiento  en la tercera edad ha sido bastante benigno en comparación con otros grupos poblacionales sin que por ello se descuiden los detalles antes mencionados.

Autor:

Dr. ALDO GUEVARA D´ANIELLO
Colón 602 y Boyacá, Primer piso, oficina 103.

Teléfonos: (5934) 2531558  Celular: 099513229 P.O.Box: 09-01-11745
Página web: www.medicosecuador.com/alguedan
E-mail: alguedan@hotmail.com
Guayaquil, Ecuador.   
  

ver perfil de médico en EcuadorMensaje whatapp  

 

 

 

   
  

   

Copyright ©    
Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización escrita