¿Cuándo y por qué realizar una ecografía durante el II y III trimestre del embarazo?

La primera ecografía es necesario realizarla entre las 12 a 14 semanas de la gestación con la finalidad siguiente:  

1.- Descartar anomalías groseras en el feto: fetos sin cráneo, con tumoraciones: omfalocele, higroma quístico etc.

2.- Reconocer la total anatomía del feto: presencia de sus cuatro extremidades, cráneo, columna vertebral, paredes corazón, estómago, vejiga urinaria y además visualizar ubicación de futura placenta y líquido amniótico.

3.-debemos realizar la medición de la sonolucencia nucal en el feto cuyo valor normal es por debajo de 3mm,valores mayores asociados con incremento de alteraciones cromosomicas (down, turner, edwards, etc), esto es de suma importancia en embarazadas mayores de 37 años de edad,con antecedentes de  anomalías cromosómicas previas

4.-efectuar las mediciones del diámetro biparietal, coronarabadilla para conocer la edad gestacional. 

La segunda ecografía será necesaria efectuarla entre las 18 a 22 Semanas de la gestación y la finalidad es:

1.- Reconocer la anatomía total del feto en forma ordenada y descendente

cabeza: plexos coroideos, atrium ventricular, fosa posterior, tálamo, cuerpo calloso y columna vertebral (cortes longitudinales y transversales) con esta observación no se escapa ninguna anomalía del sistema nervioso central del feto.

2.- Cara fetal.- Labios y perfil.(descartar labio o paladar hendido o tumoraciones).

3.-tórax fetal: corazón fetal: cuatro cámaras, salidas de aorta y pulmonar, entrada de las cavas, septum, foramen oval, ductus venoso y arterioso (con ello tenemos la posibilidad de hacer diagnósticos de anomalías del corazón en el 97% de los casos). observar pared toráxica.

3.-abdomen fetal: reconocer estómago, diafragma, área intestinal entrada del cordón y vasos umbilicales.pared abdominal.

4.-pelvis fetal: riñones y vejiga urinaria del feto.

5.-extremidades superiores e inferiores con sus respectivos huesos, en caso de las manos y pies observar su proyección para descartar anomalías de posición que en algunas ocasiones forman parte de síndromes de alteraciones cromosomicas.

Una vez que nosotros nos sentimos conformes de haber realizado una muy buena valoración de la anatomía del feto, tener siempre presente en recordar o escribir que área anatómica del feto no fue posible observarla con nitidez dado a una posición fetal que no nos facilite dicha observación.

Para terminar nuestra ecografía visualizamos la ubicación de la placenta, la ubicación del cordón y la presencia de los tres vasos del cordón y además la presencia del espacio retroplacentario.

El volumen del líquido amniótico lo mediremos calificando el índice de líquido amniótico realizando medidas en los cuadrantes respectivos del útero siempre son satisfactorias medidas sobre 5 puntos.

Sobre las 28 semanas de gestación tiene un rol importante el uso del doppler para reconocer el flujo sanguíneo normal. Que debe Mantener el feto para un correcto desarrollo, realizando las mediciones de los índices de pulsatilidad y de resistencia en las Arterias umbilical y cerebral media.

Otro rol importante del doppler es a las 26 semanas de gestación realizando el estudio de los índices antes mencionados en arteria uterina y la observación de la desaparición del notch Protodiastolico de la onda de esta arteria,ya que si no desaparece la gestante tiene alto riesgo de presentar una preeclampsia (aumento de la presión arterial en la gestación) Para la realización precisa y correcta de una ecografía para la evaluación fetal se requiere un equipo de alta resolución, que posea la técnica doppler y el flujo a color, además la experiencia del médico que la realiza.

 

 

 

Dirección: Centro de Diagnóstico BETA - Consultorio 109 al lado de la Clínica Kennedy.
Teléfono: (593-4) 2393349  Celular: 099421022
Guayaquil - Ecuador